Las condiciones dadas por la emergencia sanitaria decretada por el Covid 19, han hecho que miles de colombianos estén utilizando cada vez más los recursos digitales para manejar su dinero, pero también ha llevado a que se presente un incremento en los delitos informáticos.

El aumento en el uso de canales ‘online’ para realizar compras, pagos y consultas ha representado una ventana de oportunidad para los ciberdelincuentes, quienes están aprovechando el desconocimiento de algunas personas con respecto a las modalidades de fraude más comunes.

Según informó el Centro Cibernético de la Policía Nacional, la actividad maliciosa en internet se ha incrementado en más del 150% en esta temporada de aislamiento. Siendo el delito más común, el hurto a cuentas bancarias por internet. Por esta razón, el  Banco Caja Social, sensibiliza a clientes y usuarios sobre los ciber ataques, con el propósito  de estar atentos para que, tengan una cuarentena tranquila sin salir de casa y no sean víctimas de este tipo de fraudes.

Las llamadas telefónicas, mensajes de texto, correos electrónicos y hasta páginas web falsas, son las herramientas preferidas para realizar actividades delictivas a través de la sustracción de información bancaria. Por ello, sea cual sea el medio, desconfíe de aquellos mensajes que lo nombran ganador de un premio o concurso al que nunca se inscribió o en donde le solicitan enviar su contraseña, número de tarjeta, o demás información sensible que sólo usted conoce.

El Banco Amigo, comprometido con el bienestar, cuidado, seguridad y protección de los colombianos, establece una serie de recomendaciones para minimizar la incidencia de estos delitos al momento de utilizar los servicios bancarios de manera digital.

Llamadas telefónicas

El término cibernético de esta modalidad es ‘vishing’ (combinación de ‘voice’, voz, y ‘fishing’, pesca). Aquí, los delincuentes se comunican directamente con las personas para engañarlas y obtener su información financiera; pueden hacerse pasar por un agente de servicio del banco para “verificar” su cuenta bancaria o por un familiar que necesita dinero de manera urgente.

  • No realice transacciones en las que le pidan datos privados como contraseñas o números de producto,  mediante números de teléfono que no conozca, así hayan sido enviados directamente a su celular a través de un mensaje de texto. Recuerde que puede verificar en la página oficial de la Entidad, los números telefónicos de confianza.

Mensajes de texto

También llamado ‘smishing’. En este caso, los ciberdelincuentes envían mensajes de texto (SMS) a su celular con la intención de obtener información personal y financiera. En ocasiones, se puede recibir un SMS que le solicita a la persona acceder al ‘link’ de una página fraudulenta en internet, con el propósito de ingresar su información bancaria o pueden indicarle a la persona que ocurrió un fraude con su cuenta y debe comunicarse de inmediato con un número telefónico falso que aparenta ser el centro de atención telefónico del banco.

  • Nunca considere válidos los mensajes de texto recibidos en su celular que le solicitan llamar a un número desconocido que no coincide con el que aparece en la página oficial del banco, o que le solicita enviar un mensaje de texto con su clave personal. Las entidades financieras nunca realizan este tipo de solicitudes.