La automatización dentro del rubro minero en el Perú y del mundo busca generar un incremento en la eficiencia operacional de las empresas, por medio de la digitalización y automatización de sus operaciones.

De esta forma se podrá optimizar el trabajo, tener una mayor productividad, disminuir los costos, reducir o eliminar los riesgos, optimizar los tiempos en la ejecución de tareas y lograr una mejor seguridad en la labor que se realiza dentro de las minas. Todo esto es posible gracias a la Industria 4.0 y al Internet de las Cosas (IoT), ya que por medio de modernas herramientas tecnológicas permiten tener el control de cada uno de los procesos y de las áreas, a fin de obtener operaciones óptimas y seguras.

Una correcta implementación de los dispositivos digitales dentro de una empresa minera permitirá, por ejemplo, ejecutar diversos programas al mismo tiempo para controlar los sistemas y las maquinarias a distancia, teniendo así un monitoreo permanente desde un dispositivo sencillo de usar. Es así como la automatización ofrecerá un trabajo eficiente en las plantas mineras, unificando todo tipo de información con un correcto manejo de los equipos y de las maquinarias, y asegurando el cuidado del personal, explica Gustavo Jaramillo, gerente general para Perú y Bolivia de Schneider Electric.

Mejor control y monitoreo
Dentro del sector minero las empresas esperan mantener en buen estado sus equipos y maquinarias, además de buscar optimizar el trabajo que realizan sus colaboradores. Pero todo eso implica poder contar con un correcto monitoreo para controlar cada fase del trabajo. Se sabe que los costos de mantenimiento dentro de las operaciones mineras son altos, llegando a ocupar casi la mitad del presupuesto de la empresa.

En ocasiones, hasta el 60% del personal se puede enfocar en reparar o en el mantenimiento de los equipos. Pero si se cuenta con una serie de programas y herramientas digitales se puede tener un mejor control de las máquinas logrando identificar, con anticipación, los primeros signos de alerta que impliquen un deterioro o complicación en el rendimiento de los equipos o algunas fallas imprevistas para que sean resueltas a tiempo, es decir, monitorear la “salud” del activo.

Plataformas con soluciones
Uno de los más grandes beneficios que se han logrado con estos avances es que las operaciones mineras, al digitalizarse, permiten centralizar e integrar todo en un mismo software de la empresa, como son los procesos de sostenibilidad, de consumo de energía y de mantenimiento para conseguir una cadena de valor altamente optimizada.

Schneider Electric cuenta con EcoStruxure, una plataforma que permite la conectividad entre todos los niveles del negocio por medio de productos, sistemas, software, analítica y servicios. Con este ecosistema se puede integrar y optimizar los procesos de producción de una determinada operación minera o industrial.