La Vicepresidente Marta Lucía Ramírez anunció que, en un trabajo mancomunado con el sector gremial, se le apostará a convertir a muchas mujeres campesinas en empresarias, en el marco del enfoque de género, de la política de paz con legalidad.

Así lo dio a conocer en la primera reunión anual de la Alta Instancia de Género de Gobierno que se realizó de manera virtual, liderada por la Alta funcionaria, la Consejera para la Equidad de la Mujer, Gheidy Gallo y el Consejero para la estabilización y la consolidación, Emilio Archila.

“Todos los gremios del sector rural se han comprometido con nosotros a lograr un número determinado de empresarias en el campo. Y esto tiene una profunda diferencia con el trabajo asistencialista, que se ha hecho muchas veces en el tema de implementación y en distintos programas. Necesitamos que los recursos sean de inversión, que tengan una permanencia en el tiempo, que los proyectos sean sostenibles en el largo plazo, que le generen un ingreso permanente a las mujeres y a sus familias”, afirmó la Vicepresidente.

De acuerdo con el Consejero Archila, “de cada 10 beneficiarios de los programas de desarrollo rural integral cuatro son mujeres y seis son hombres. En esa misma proporción es el porcentaje de beneficiadas con la formalización de hectáreas de tierra; y en materia de subsidios integrales de tierras, hemos llegado a la paridad”.

Por su parte, la Vicepresidente señaló que, muchos de los municipios donde estuvo concentrado el conflicto, están habitados –en su mayoría– por mujeres, con gran potencial para el emprendimiento. “Tenemos que lograr que nuestro país se transforme desde la base, desde los valores, desde las distintas estructuras sociales, para dar un espacio a las mujeres colombianas en igualdad de oportunidades, en reconocimiento a sus capacidades; un espacio para apoyar el sueño que tenemos –todas- de trascender. Lo que está pasando hoy, sin duda, tiene que dejar una huella definitiva en la sociedad”, dijo.

Durante la reunión, la Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, Gheidy Gallo, instó a las 17 entidades responsables de la implementación de los 51 indicadores de género a que incorporen dentro de sus ejercicios de planeación la metodología de trazador presupuestal de equidad de género.

En el encuentro, las entidades expusieron los planes de contingencia adoptados para garantizar el avance y cumplimiento de los programas enfocados a la mujer rural a pesar de las limitaciones que exigen las medidas de prevención de contagio del COVID19.

Datos de interés:

880.757 mujeres rurales beneficiadas en programas de desarrollo rural integral  (41% del total de beneficiarios).

18.637 mujeres rurales fueron beneficiadas con la formalización de hectáreas de tierra, representando el 42% del total de beneficiarios. Con una cobertura geográfica del 91% del país.

447.872 mujeres accedieron a créditos blandos en los 32 departamentos del país.

327 subsidios integrales de tierras fueron entregados a mujeres rurales (50% del total de beneficiarios).

3.092 viviendas nuevas fueron entregadas a mujeres rurales (50.1% del total de beneficiarios).