En las últimas décadas son muchos los sectores y las empresas que se han visto impactados por los avances tecnológicos. Algunos incluso han reemplazado funciones humanas por equipos que hacen las tareas de manera más fácil, rápida y correcta. Sin embargo, hay uno que a lo largo del tiempo se ha mantenido firme a sus raíces que tienen que ver con la captación de capital humano: la limpieza y el aseo de espacios.

Sin  importar  si  se  trata  de  oficinas,  hospitales,  áreas  gubernamentales,  grandes  casas  o pequeños apartamentos, todos se asemejan en que necesitan de la entrega de una o varias personas que mantengan estos espacios correctamente aseados.

“Colombia, es un país de contrastes  en  materia  de  tercerización  de  servicios; sin  embargo,  las  cifras  del mercado vienen con una tendencia en crecimiento la cual llega de la mano con la presencia en el país de  compañías  multinacionales  que  ya  tienen  este  modelo  más  maduro”, cuenta Camilo Giraldo, presidente  de  la  Junta  Directiva  de  Casa limpia,  compañía  líder  en  el  mercado durante 60 años de operaciones.

Camilo Giraldo ha trabajado en la organización desde el año 1974, fecha en la cual ingresó como  mensajero,  teniendo  un  crecimiento  destacado  en  la  compañía  ocupando  cargos como   supervisor   y  comercial,   posiciones   que   le   permitieron   conocer   en  detalle su funcionamiento.

Camilo ocupen 1994 la gerencia administrativa y financiera, después de un  destacado  desempeño  y  del  retiro  de  Alberto  Giraldo  asumirla presidencia  de la organización en  2012y  siete  años  despuéstomóla  dirección  de  la  junta  directiva  y pertenece como miembro activo de junta de las otras cinco compañías que hoy conforman la organización.

Casa limpia nació en 1959 en respuesta a la necesidad de atender pequeñas empresas que necesitaban empleadas para realizar la limpieza de sus instalaciones, el primer contrato fue de una persona medio tiempo con un pequeño balde y un trapero. Hoy el liderazgo se ha logrado gracias a la presencia de la marca, la calidad de los servicios y la capacitación y buen trabajo de los colaboradores. El emprendimiento que empezó con 15 trabajadores hoy emplea a más de 16.000 personas, un crecimiento que se ha visto no solo en el número de contrataciones sino en la ampliación.

de Casalimpia desde diciembre de 2018. Pedro Felipe es ingeniero industrial, de la Universidad de los Andes, especialista en Finanzas y  estrategia  corporativa,  con  una  destacada  carrera  en  posiciones  de  alta dirección,  en el sector  financiero,  de  comercio  y  servicios.  Como  empresario  fue  cofundador  de  PanPaya Ltda.,  en  donde  trabajó  por  más  de  20  años.  Ha  sido  galardonado  como  el  Empresario Emergente  del  año  por  la  firma  Ernest  &  Young  en  el  año  2013  y  Empresario  del  año Mariposa de Lorenz, otorgado por la Universidad del Rosario en 2014.