TAM Airlines reportó un beneficio neto en el segundo trimestre de este año de R$ 60.3 millones y revirtió la pérdida de condición en el mismo periodo de 2010, cuando fue registrada una pérdida neta de R$ 174.800.000.

El beneficio operativo (EBIT) fue de R$ 15,6 millones con el 0,5% de margen contra los R$ 1,4 millones de EBIT y 0,1% del margen registrado en el segundo trimestre del año pasado.

El ingreso operativo bruto creció un 16,5% a R$ 3,2 mil millones también en la comparación anual, en los cuales R$ 2,3 mil millones corresponden a los ingresos con el aumento de pasajeros del 8,2%.

La expansión del 18,2% se destaca en la facturación de los pasajeros en vuelos internacionales a R$ 865,4 millones. La empresa también registró 5,1 puntos porcentuales en el crecimiento de la tasa de ocupación (load factor), alcanzando el 81,4% en el trimestre.

En junio, TAM había registrado una ocupación internacional récord para el mes, del 79,6%. En las operaciones domésticas, la facturación de R$ 1,5 mil millones fue 3,1% superior en el trimestre respecto al mismo periodo del año anterior. El número muestra un crecimiento de 8 puntos porcentuales en la tasa de ocupación doméstica, alcanzando el 69,2%.

El promedio diario fue de 911 vuelos en el segundo trimestre, 13% superior a los tres mismos meses de 2010, cuando TAM transportó 9,6 millones de pasajeros pagando tarifa, un aumento significativo del 24,7% en la comparación anual.

La compañía alcanzó un 73,9% en la tasa de ocupación, tanto en las operaciones nacionales como en las internacionales, siendo 6,8 puntos porcentuales más alto que el registrado en el segundo trimestre del año pasado. Este crecimiento es significativo para esta época del año, ya que abril, mayo y junio, históricamente tienen la menor demanda.

El crecimiento en la tasa de ocupación y el número de pasajeros transportados compensó la reducción del 7,8% en el yield general (precio medio pagado por el pasajero por kilómetro volado) en el segundo trimestre.

El yield en las operaciones internacionales en Reales disminuyeron un 2,4% y crecieron un 9,6% en dólares. La reducción fue del 21% en el mercado nacional. Esta reducción refleja el éxito de la compañía en la campaña de venta, que se inició en agosto de 2010 y los incentivos a los pasajeros sensibles a los precios para volar fuera de las horas pico.

Estos resultados pueden observarse en el aumento en el load factor, entre abril y junio, en los vuelos de 10 a.m.-04:00 pm y 21:00-7:00 am. En el segundo trimestre del año pasado, la ocupación promedia disminuyó 7 puntos porcentuales en dichas horas. En el mismo período de este año, la disminución fue de sólo 4 puntos porcentuales. Por otra parte, el primer semestre tuvo una serie de medidas de promoción, debido a la dinámica de la competencia.

También hay que destacar en el segundo trimestre de 2011 el fuerte crecimiento de 92,4% en otros ingresos operativos llegando a R$ 540,9 millones. La expansión estuvo influenciada principalmente por 285% de incremento sobre los ingresos de Multiplus Fidelidade, registrando una facturación de R$ 265,9 millones en el período.

 «Los valores alcanzados con los ingresos adicionales demuestran lo acertado de nuestra estrategia para diversificar el negocio. Nuestro objetivo es construir un grupo de multinegocios relacionados con la aviación con el fin de diversificar nuestras fuentes de ingresos», comenta Marco Antonio Bologna, presidente de TAM S.A.

Los gastos operacionales crecieron un 16,4% en el segundo trimestre sobre todo en vista de los gastos de combustible, que aumentaron 28,1% debido al aumento del WTI (West Texas Intermediate), al mayor precio medio por litro, al incremento de la tasa de ocupación, y a las horas voladas por aeronave. Este aumento fue parcialmente compensado por el reconocimiento de los créditos de impuestos de R$143 millones.

Para los próximos 12 meses, TAM tiene cobertura (hedge) de un 30% el consumo, a un strike promedio por barril de US$ 94. El porcentaje de cubrimiento es del 18% entre julio de 2012 y junio de 2013, sobre un strike promedio por barril de US$ 99. La protección se ajusta a la situación económica y el consumo de la empresa, de acuerdo con la política a largo plazo establecida por la empresa.

Los gastos de combustible que se excluyen, TAM había 3,5% de reducción en el coste por asiento disponible por kilómetro (CASK por sus siglas en inglés). «Nosotros mantenemos las estimaciones de crecimiento para el 2011, nuestros esfuerzos para reducir los costos fijos y la mejora continua en el desempeño de la empresa.

Los resultados del segundo trimestre muestran, además de los grandes desafíos que tenemos por delante, que estamos en el camino correcto para seguir prestando servicios de alta calidad, con precios competitivos, y un fácil acceso al transporte aéreo», afirma Líbano Barroso, presidente de TAM Airlines.

La compañía recibió dos aviones Airbus A330, un A321 y otro A319  entre abril y junio. El crecimiento de la flota total, que para finales de este año será de 156 aviones, permitirá el aumento de la oferta de asientos según lo previsto, manteniendo la calidad del servicio de acuerdo a la política de TAM de operar aeronaves de última tecnología. En julio pasado, la empresa dejo de operar aeronaves ATR-42.

De acuerdo con las estimaciones para el año 2011, la compañía mantiene la expectativa de crecimiento entre 10% y 13% en su oferta de sillas abordo y de  73% a 75% en el tasa de ocupación. «En línea con el plan que anunciamos a finales del año pasado, la oferta se incrementará por debajo de la demanda. Sin embargo, el equilibrio se mantiene entre las necesidades del mercado y la sostenibilidad del negocio «, acotó Barroso.

TAM superó lo que tenía previsto en cuanto a nuevos destinos internacionales y abrió cinco nuevas rutas de las dos que se habían proyectado como meta para este año. Ahora, se está preparando para lanzar el vuelo a Ciudad de México en el segundo semestre.