Toyota lanza en Colombia los modelos Hilux y Fortuner 2012 con cambios de diseño exterior y con un mayor nivel de equipamiento que renueva su estilo, manteniendo su estatus de rudeza, confiabilidad y calidad que siempre las ha caracterizado.

Calidad y Reputación: dos de los más grandes valores de TOYOTA en el mundo se ven reflejados en los nuevos modelos Hilux y Fortuner, con cambios de diseño y la implementación de un mayor equipamiento que las sitúa en un escalón más alto del mercado colombiano.

Para esta corporación japonesa, estos dos vehículos son vitales para la vida de los colombianos. En primer lugar, la pick up Hilux ha intervenido en el desarrollo económico del país en diferentes sectores, y se ha convertido en una herramienta de trabajo insuperable por sus competidores.

Y en el caso de la Fortuner, con apenas tres años en el mercado nacional, miles de familias colombianas han encontrado las grandes fortalezas de un verdadero campero que se adapta ciento por ciento a la cotidianidad de la ciudad o del campo; su espacio interior permite tener hasta tres filas de asientos y movilizar hasta siete personas cómodamente sentadas.

Por ejemplo, sólo el año pasado, Hilux vendió 548.760 unidades en los mercados en donde hace presencia. Desde el debut de esta pick up en 1968, ha sido indiscutiblemente un ícono en su categoría demostrando un significativo crecimiento en ventas, independientemente de los cambios en las tendencias económicas de los últimos años.

La séptima generación de este vehículo, que ahora recibe la evolución de la Serie II, ha mostrado un incremento en ventas de hasta el 25 por ciento desde 2009 y, si el crecimiento se mantiene estable el próximo año, la marca estima que en 2012 las ventas llegarán al millón de unidades en el mundo.

Ambos vehículos han logrado ser líderes en su categoría. Son vehículos con una trayectoria impecable que se adaptan a las condiciones de la topografía colombiana y que se caracterizan por la calidad en todas sus piezas, además cuentan con el respaldo de una marca que cumple y una red de concesionarios y talleres en todo el país que transmite confianza y seguridad al usuario.

“Estos dos vehículos hacen parte del desarrollo continúo del proyecto Innovative Multi-purpose Vehicle (IMV) que recibe información de las demandas locales en donde se comercializan estos autos, así como las tendencias de estos mercados”, dijo Kaoru Hosokawa, jefe de ingeniería de la marca Toyota.

DISEÑO EXTERIOR

Los cambios más fuertes en las nuevas Toyota Hilux y Fortuner se aprecian en el exterior. En la parte delantera, la parrilla ahora tiene un rediseño en forma de trapezoide invertido, elementos extraídos del legendario Toyota Land Cruiser 200, la camioneta 4×4 más lujosa de la marca. Esta parrilla cuenta ahora con siete rejillas donde está incorporado el imponente logo de la marca, mejorando notablemente la refrigeración del motor.

Asimismo, el diseño de la toma de aire inferior genera una imagen más robusta de los vehículos.

Se integra a un nuevo difusor puesto en la parte inferior del carro con el que se disminuye la turbulencia lo que mejora su coeficiente aerodinámico. Ahora Hilux como Fortuner presentan un coeficiente aerodinámico Cx de 0.38, claramente inferior al 0,40 de la primera serie. Este es un beneficio directo para registrar un consumo más eficiente de combustible al mismo tiempo de mejorar su velocidad final.

Las luces delanteras o farolas también cambian su diseño. Ahora son más afiladas y tendidas horizontalmente logrando mejorar la visibilidad nocturna. Asimismo, al sobresalir de la carrocería, da mayor seguridad tanto para el tráfico vehicular como para los peatones.

En el caso de las versiones diesel, que vienen dotadas con turbo e intercooler, la entrada de aire encima del capó que se encarga de llevar el oxígeno al intercooler (enfriador del aire del turbo) ahora es más grande. De acuerdo con los ingenieros japoneses, además de aumentar la turbulencia de viento también mejora el rendimiento general del vehículo.

En Fortuner, y en algunas versiones de Hilux, los espejos retrovisores cuentan con luces direccionales integradas al conjunto de esta pieza. Mantienen el mismo tamaño de antes lo que elimina los ángulos ciegos que surgen en los costados.

En el caso de la Hilux, en la parte posterior cuenta con platón para carga donde se han rediseñado las luces. Dejan de lado el color amarillo y ahora, de acuerdo con la tendencia, los plásticos son transparentes con el fin de ofrecer mayor luminosidad y una apariencia deportiva. Para Fortuner, las luces traseras cuentan con cubiertas transparentes que proyectan una imagen moderna y agresiva.

El parachoques de la Fortuner de forma tridimensional, de acuerdo con los diseñadores japoneses, expresa el poder de este Sport Utility Vehicle (SUV ó Utilitario). Esto lo hace ver más robusta que antes.

El diseño de los rines de la Fortuner se ha modificado; ahora viene equipada con rines de 17 pulgadas con radios que se encuentran más separados y los bordes son más amplios.

EQUIPAMIENTO

El habitáculo de la nueva Hilux y Fortuner mantiene las amplias dimensiones de antes. En la Fortuner el espacio interior permite acomodar hasta siete pasajeros gracias a su tercera fila de asientos abatibles; al plegar los asientos el vehículo queda configurado para un mayor espacio de carga. En la Hilux los pasajeros de la segunda fila tienen un amplio espacio que permite a los ocupantes viajar con mayor comodidad.

Los materiales livianos y bien terminados de la consola, así como las carteras de las puertas, siguen con el mismo protocolo de ajuste que las mantiene en perfecto estado sin importar el trabajo que realicen en el campo o por el paso de los años.