La fusión entre Iberia y British Airways echará a andar el próximo 24 de enero.

 

 

 

Ese es el día en el que comenzarán a cotizar las acciones de International Airlines Group, la compañía holding resultante de la unión de las dos aerolíneas.

Así lo anunciaron en Madrid en el transcurso de una rueda de prensa conjunta Antonio Vázquez, presidente de Iberia, y Willie Walsh, consejero delegado de British Airways, que serán presidente y consejero delegado de IAG, respectivamente.
 
La comparecencia de los máximos dirigentes de las dos aerolíneas ante los medios de comunicación se produce un día después de que las Juntas de Accionistas de ambas compañías aprobaran la operación. El visto bueno de los accionistas era el último requisito necesario para llevar a cabo una operación que comenzó su andadura hace ahora un año, cuando las dos aerolíneas sentaron las bases de la operación con la firma de un acuerdo vinculante (Memorandum of Understanding).
 
La compañía fusionada se convertirá en la tercera de Europa y la sexta del mundo en términos de facturación. Entre las dos suman unos ingresos cercanos a los 14.000 millones de euros, vuelan a más de 200 destinos en los cinco continentes, cuentan con una flota superior a los 400 aviones y el pasado año transportaron a 58 millones de pasajeros.
 
Esta operación sitúa a la cabeza del proceso de consolidación del sector aéreo a ambas aerolíneas, que hace dos meses pusieron en marcha junto con American Airlines un acuerdo de negocio conjunto para la explotación de las rutas del Atlántico Norte. International Airlines Group nace con vocación de crecer en el futuro mediante fusiones y adquisiciones, lo que le permitirá seguir avanzando en la reorganización del sector.
 
Las aerolíneas confían en obtener unas sinergias anuales de 400 millones de euros a partir del quinto año de la fusión; el 60 por ciento de estas sinergias procede de menores gastos y el 40% corresponde a mayores ingresos.
 
IAG será una compañía española con residencia fiscal en España y la mayoría de las reuniones de su Consejo de Administración y todas sus Juntas de Accionistas se celebrarán en Madrid. Su sede financiera y operativa estará en Londres.
 
El Consejo de Administración de IAG, ya constituido, está formado por 14 miembros; siete han sido elegidos por Iberia y otros siete por British Airways. Asimismo, IAG cuenta con un equipo directivo formado por seis miembros, de los que tres han sido elegidos por Biritish Airways y los otros tres por Iberia.
 
Iberia y British Airways, que conservarán sus respectivas marcas y operaciones, son dos aerolíneas muy complementarias, con un liderazgo claro en Latinoamérica y en Norteamérica, respectivamente, y operan en dos de los hubs más importantes de Europa.  
 
Antonio Vázquez, presidente de Iberia, señaló: “hoy anunciamos la puesta en marcha de uno de los actores más relevantes en el presente y futuro de la aviación. Juntos sumamos nuestras fuerzas para convertirnos en verdaderos protagonistas de la necesaria consolidación que vive el sector en los últimos años. Para ello la compañía que está a punto de despegar cuenta con dos de los motores más potentes y eficientes de la industria: Iberia y British Airways”.
 
Según Willie Walsh, consejero delegado de British Airways, “este es el comienzo de una aventura apasionante. Nos conocemos desde hace tiempo y somos complementarios, con redes muy potentes y marcas muy reconocidas en diferentes mercados. IAG se ha creado con la intención de que pueda crecer en el futuro a través de fusiones y adquisiciones. No nos queremos quedar al margen, queremos liderar la consolidación de la industria aérea”.
 
LA CREACIÓN DE UN GIGANTE DE LA AVIACIÓN:
 
Flota 406
Destinos 204
Ingresos (euros) 13.800
Pasajeros (millones) 58
 
Ingresos: último año fiscal
Pasajeros: 2009