Debido al mantenimiento general que se realizará a partir del próximo 21 de septiembre a la Unidad de Cracking UOP II en la Refinería de Barrancabermeja, puso en marcha un plan de emergencia.

De esta manera se atenderá con anticipación la demanda durante los 35 días que durarán los trabajos. La planta produce el 40% del Gas Licuado del Petróleo (GLP) que se consume en el país.

Este plan, el cual fue dado a conocer con la debida anticipación y en coordinación con los agentes de la cadena de suministro, incluyó maximizar la producción local de GLP, aumentar las importaciones y activar un programa especial de envío del producto por carrotanques desde Cartagena hacia el interior del país.

Como resultado del mismo, hoy el país cuenta con 168.000 barriles de GLP almacenados en plantas de comercializadores mayoristas, volumen que suplirá las necesidades durante el periodo de mantenimiento. Esta mayor cantidad de GLP se encuentra a disposición del mercado con el fin de que, con suficiente antelación, cuente con el producto que vaya a requerir durante los meses de septiembre y octubre.

Adicionalmente, con la participación de los agentes comercializadores, se espera que los inventarios sigan aumentando en 40.000 barriles adicionales durante el periodo previo a la fecha programada para el inicio del mantenimiento.
Actualmente la demanda estimada de GLP del país es de 18.000 barriles por día.