La Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México, a través de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), en coordinación con Aeroméxico, Boeing y GE, anunciaron el primer vuelo transoceánico comercial,  despegando desde Latinoamérica, usando bioturbosina en motores GE.

“Este vuelo es una prueba más de la posición de GE a la vanguardia de la innovación en tecnologías verdes para la industria aeronáutica en el mundo. Es un honor que este vuelo despegue desde suelo latinoamericano, región que se ha convertido en un área estratégica para el desarrollo y expansión de las operaciones de General Electric”, comentó Fabiola Sojet, Presidente de GE Cono Norte de Suramérica”

El primer vuelo verde transcontinental, despegó del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en un Boeing 777-200ER.

Los motores GE90, que utiliza este avión, proporcionan una gran fiabilidad y bajo consumo de combustible en su aplicación de aviones de fuselaje ancho.

Aeroméxico, la línea aérea quien operó el vuelo, dispuso de 26 mil litros de biocombustible, el cual contuvo una mezcla de 25% de biokeroseno parafínico sintético (BioKPS) de Jatropha curcas y 75% de turbosina tradicional, el cual fue abastecido en el tanque central de la aeronave para ambos motores.

Este vuelo, el primero en el mundo, partió de México con destino a Madrid con 250 pasajeros y arribó al Aeropuerto de Barajas, a las 01:25 am (hora de España).
El vuelo se realizó a un mes de haberse oficializado la norma D7566-11 de la Sociedad Americana de Pruebas de Materiales para combustibles de turbina, la cual permite la utilización de la mezcla de combustibles renovables en una proporción de hasta el 50% con combustible tradicional.

El motor GE90, es un producto de ecomagination, el compromiso de GE para imaginar y crear soluciones innovadoras que beneficien a la sociedad, ayudándoles a alcanzar las metas ambientales, a través de la tecnología de motores más eficiente y silenciosos como éste.

En 2010, GE invirtió 1,8 mil millones de dólares en Investigación y Desarrollo de tecnologías limpias y, GE Aviation invirtió 1 mil millones de dólares en la tecnología de motor a reacción y una gran parte se ha destinado a la reducción de emisiones, ruido y consumo de combustible.