La Ingeniería y el Sector Productivo del Distrito Capital, demandaron del Gobierno Nacional, una salida concertada a los conflictos que imperan en la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional Eldorado.

 

 

El Comité Intergremial Bogotá-Cundinamarca-CIBC-, en carta dirigida al Ministro de Transporte, Germán Cardona Gutiérrez, advierte que el desacuerdo de la etapa de diseño y  de las obras de demolición y construcción de la antigua terminal y el edificio de mantenimiento, respectivamente, están llevando a un caos total sobre el desenvolvimiento en la prestación del servicio a la comunidad.

Bogotá, Noviembre 9 de 2010

Doctor
Germán Cardona Gutiérrez
Ministro de Transporte
Bogotá.

Ref.: Aeropuerto El DORADO

El Comité Intergremial Bogotá Cundinamarca – CIBC, en representación del Sector  Productivo del Distrito Capital plantea como uno de sus objetivos participar activamente en la agenda de proyectos  que abordan temas coyunturales para la ciudad. En este punto, nuestro interés es contribuir a la construcción exitosa de importantes oportunidades de competitividad para el desarrollo urbano y socio- económico de la capital, siempre y cuando responda adecuadamente a las necesidades de la ciudad y la región.

En el marco del desarrollo de las obras de expansión y remodelación del aeropuerto El Dorado, el Comité convocó a sesión el día miércoles 27 de octubre con el fin de conocer los avances en el proyecto.

En este encuentro tuvimos como invitados a la Dra. Claudia Velázquez, Directora de la Asociación del Transporte Aéreo en Colombia – ATAC; al Dr. Andrés Figueredo, jefe de la oficina de comercialización e inversión de la Aeronáutica Civil y al Dr. Juan Alberto Pulido, Gerente General  de la Operadora Aeroportuaria Internacional – OPAIN, quienes con sus presentaciones nos permitieron conocer de cerca la situación actual del proyecto de ampliación y modernización del Aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá.

Tanto los tres actores mencionados como los integrantes del CIBC, coincidimos en la importancia estratégica que este proyecto tiene para la competitividad del país, la región y Bogotá. Sin embargo, se evidenciaron grandes diferencias entre los representantes del gobierno y del concesionario, que hacen pensar que existen  conflictos que requieren de una disposición pronta y eficaz de las partes para la construcción de una solución concertada.

(Imagen 09 Flickn)

Según ATAC, este año el transporte aéreo de pasajeros en Colombia ha tenido un crecimiento sostenido del 37% en el mercado nacional y del 10% en el internacional. Pasamos de movilizar alrededor de 13 millones de pasajeros en el año 2009 a cerca de 17 millones –estimados- para este año, lo que evidencia  que mientras los diferentes agentes: el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, Empresarios, Industriales, y Comerciantes le han dado un impulso a los negocios, logrando posicionar al país y a Bogotá en el ranking de competitividad de la región,   el Terminal no se proyecta con la misma  expectativa, quedando insuficiente  para atender a los pasajeros que utilizan a diario el terminal aéreo.

Lo anterior, unido a la cercanía de importantes eventos internacionales en Bogotá como es el Mundial de Fútbol Sub20 en junio de 2011 para el cual se estima un aumento de por lo menos  300.000 pasajeros adicionales,  hace necesario avanzar de manera inmediata en la solución de estos conflictos.

A continuación presentamos los problemas que se evidenciaron en la reunión y que desde ya repercuten fuertemente en la competitividad de nuestra ciudad. Estos son:

i) Gran cantidad de indefiniciones que han generado permanentes diferencias que no son solucionadas directamente por las partes en un diálogo constructivo y permanente que se hace necesario para la ejecución de un proyecto de la complejidad y magnitud de Eldorado.

ii) Desacuerdo frente a las obras de demolición y construcción de la antigua terminal y el edificio de mantenimiento, respectivamente. No solamente sorprende el desacuerdo de estas premisas de diseño sino los atrasos que esta discusión ha generado en la obra.

iii) Insuficiencia de la infraestructura en las áreas de inmigración y de zonas de llegada de los pasajeros en la terminal internacional. Estos son la primera imagen de acceso al país, y crean incertidumbre a los empresarios sobre la capacidad de recepción de pasajeros y atracción de mercados internacionales. Independiente de la coyuntura de la construcción del nuevo aeropuerto esta situación debe mejorar en corto plazo.

iv) Imposibilidad del plan maestro de cumplir con la demanda de pasajeros y carga a futuro, lo cual evidenció la Aeronáutica Civil, al expresar que el Plan Maestro actual, sobre el que se están adelantando las obras no es suficiente y que adicionalmente  la concesión actual  atiende solo el 40% de la ampliación prevista.
En ese marco y con el fin de no coartar el trabajo de cada gremio, toda vez que al entrar en detalle cada uno puede tener distintos puntos de vista que muy seguramente ya han comunicado a la Administración de manera individual, los gremios aquí señalados: ASOCOLFLORES, ACOPI, ANDI Bogotá, CAMACOL Bogotá y Cundinamarca, FENALCO, Sociedad Colombiana de Arquitectos – SCA, Sociedad Colombiana de Ingenieros – SCI, Cámara Colombiana de la Infraestructura – CCI , Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá – SMOB y COTELCO –Capítulo Bogotá que hacen parte del CIBC, solicitan generar acciones inmediatas en cuanto a:

(Imagen De Santipel-Flickr)

i) Buscar  alternativas que permitan prevenir y solucionar ágilmente los desacuerdos entre las partes, evitando el abuso de figuras como tribunal de arbitramento, cuya utilización debe ser excepcional y no permanente como se evidenció en las presentaciones.

ii) Implementar muy rápidamente un plan de coyuntura que dé respuesta en el corto plazo a problemáticas como la insuficiencia de la zona de inmigración (esto fue planteado en comunicación del  CIBC con fecha septiembre 13 de 2010), la congestión aérea, la dificultad para la entrada en operación de importantes aerolíneas y por lo tanto la perdida de esta inversión para el país; entre otras. En este plan se debe posibilitar rápidamente la operación de las dos pistas el horario de 6pm a 6am.

iii) Por último, definir rápidamente el plan maestro que recoja realmente las necesidades del principal aeropuerto del país, incorporando en él las discusiones y las decisiones frente al componente territorial de la región. En ese sentido definir: i) la articulación con Transmilenio y quiénes son los responsables sobre la infraestructura que para éste se requiere, ii) la adecuada incorporación del tema en la revisión del Plan de Ordenamiento Territorial que actualmente adelanta Bogotá y que no refleja en absoluto lo que debe ser el aeropuerto del futuro, iii)  el papel del aeropuerto de Guaymaral en la reciente adopción y actual reglamentación del Plan de Ordenamiento Zonal del Norte donde hasta ahora se ha dejado de lado la mirada integral de esta situación.

Es evidente  la enorme  responsabilidad de todos los actores que hacen parte de este proceso, por lo tanto reiteramos la importancia de buscar salidas concertadas a los conflictos, de planificar adecuadamente el largo plazo y tomar las acciones necesarias en el corto para evitar mayores impactos en la actividad económica del país y la región.

Como representantes de los principales gremios de Bogotá y Cundinamarca ofrecemos nuestro concurso para apoyar en lo que ustedes consideren que sea necesario para llevar a buen término este proceso.

Cordialmente,

 

SANDRA FORERO RAMIREZ
Presidente
Comité Intergremial Bogotá y Cundinamarca

c.c.   Dr. Juan Alberto Pulido – OPAIN