El Mercedes-Benz Driving Experience II, sólo para la Gente de Éxito, superó las expectativas de la compañía. Más de 350 asistentes, entre clientes, amigos de la casa, directivos de la compañía y medios de comunicación tuvieron la oportunidad de hacer las diferentes pruebas automovilísticas, con los nuevos modelos 2011 de su portafolio de automóviles de lujo de Mercedes Benz.

Bogotá.- Una de las pruebas que más impacto tuvo entre los asistentes, fue la Clase M, que en su versión ML 350 mostró todo su desempeño de 4X4. La Clase M avanza imparable por todo tipo de vías: calles, carreteras, autopistas y caminos sin asfaltar. Además de su manifiesta aptitud todoterreno, la Clase M convence a simple vista por su diseño exterior dinámico y exclusivo. Una tónica que se mantiene en el interior con materiales de primera calidad, excelentes acabados, técnica avanzada y asientos acogedores que invitan a disfrutar. Y, por si esto no fuera suficiente, la Clase M hace gala de una versatilidad que la ubica al más alto nivel entre los todoterreno.

Todas las berlinas de la Clase E (E 200,  E 250 CGI y E 350) que se comercializan en Colombia rodaron en el Autódromo de Tocancipá durante el Mercedes-Benz Driving Experience II. Ellas dieron la bienvenida a los asistentes y los hicieron sentir como en casa. Así mismo, se reflejó de manera clara el mejor desempeño en la pista, en condiciones extremas.  Cada detalle de estos vehículos está diseñado pensando en el usuario.

Más de 80 sensores velan por su bienestar, innumerables innovaciones –desde el sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST hasta el sistema PRE-SAFE® – suscitan una agradable sensación de seguridad. Y basta contemplar el rostro de cuatro ojos para intuir que detrás de su inconfundible diseño se esconde una técnica excepcional e ideas innovadoras, como todo el paquete de medidas BlueEfficiency. Medidas para lograr una menor resistencia aerodinámica, materiales más ligeros, una gestión energética inteligente, un sistema de dirección optimizado para un servo dirección más eficiente desde el punto de vista energético, y un largo etcétera… con estas medidas se puede lograr hasta un 23% de reducción de emisiones de CO². Nueve generaciones después de su primer antecesor, la Clase E sigue representando la excelencia hecha automóvil.

En esta nueva edición, la marca alemana quiso hacer vivir nuevamente a sus invitados especiales todas las sensaciones que sus automóviles de lujo pueden transmitir al ser conducidos: seguridad, confort, dinamismo, elegancia y potencia.
 
Para esto Daimler Colombia, representante en Colombia, dispuso una importante logística que combinó su acostumbrada atención por los detalles con las más exigentes pruebas de manejo y destreza al volante.

En total, los afortunados invitados a este exclusivo test drive, disfrutaron de ocho tipos diferentes de pruebas (frenado, parqueo, pista 4 x 4, aceleración y velocidad, slalom, ESP® y Presafe®, ABS y 4MATIC), repartidas en diferentes sectores del escenario por excelencia de la velocidad en Colombia: el Autódromo de Tocancipá.

Cada una de las pruebas programadas contó con instructores profesionales, entrenados por la casa matriz de Mercedes-Benz en Colombia, para garantizar la seguridad e idoneidad de las mismas, pero sobre todo para permitir que cada uno de los detalles que hacen único a los automóviles de esta marca, pudieran ser disfrutados por los asistentes al evento.

Adicionalmente a los catorce vehículos destinados para las ocho pruebas, los invitados al Mercedes-Benz Driving Experience II, tuvieron la posibilidad de ver en exhibición comercial otros 13 automóviles de lujo de la marca.