Con una herramienta utilizada en países como Canadá, Haití, Australia y Chile para ayudar a damnificados, la CCB y la Gobernación de Cundinamarca implementarán una estrategia articulada de apoyo a los damnificados de la Ola invernal en el departamento.

La herramienta permitirá recibir información acerca de las afectaciones, informar a los damnificados sobre los instrumentos puestos a disposición de las autoridades y abrir un camino para que todos los ciudadanos de forma colaborativa, propongan soluciones.

Esta alianza público-privada permitirá apoyar a los empresarios en aspectos diferentes a la ayuda humanitaria, y acompañar al Gobierno en este proceso.

La afectación generada por la ola invernal, hoy asciende a 10.000 productores damnificados con pérdidas por más de $230.000 millones y 37.000 hectáreas agrícolas y ganaderas afectadas.

Para ayudar a los empresarios a enfrentar las afectaciones, la CCB pondrá a su disposición espacios comerciales, acompañamiento en la consecución de soluciones financieras, asesorías para recuperación de predios, espacios de solución de conflictos, e información de los diferentes instrumentos que el Gobierno ha puesto a disposición de los empresarios afectados.

La entidad también capacitará la población para que ésta realice control social sobre la ejecución de las obras de infraestructura que ejecutará el Gobierno Nacional.
 
Los empresarios y ciudadanos, podrán reportar sus necesidades y los eventos que los aquejan a través de una plataforma interactiva en www.cundinamarca.gov.co, accediendo al link  “Sala de Crisis”.
 
La presidenta de la CCB, Consuelo Caldas, invitó a todos los empresarios de la región a que ingresen a este sistema y que juntos, sector privado y público, trabajen para recuperar la capacidad productiva y la competitividad de la región.