Bogotá. La victimización aumentó en Bogotá en el último año al pasar de 36% en el primer semestre de 2009 a 45% en el mismo período de 2010.

 

 

Foto De Gran Plan (Flickr

Frente a esta crítica situación de inseguridad la Cámara de Comercio de Bogotá recomienda desarrollar un plan de trabajo con el Gobierno Nacional y la Fiscalía General de la Nación para definir una estrategia de fortalecimiento a los procesos de captura y judicialización de los delitos.

Una encuesta de la Cámara registró que el  número de personas que dijo haber sido víctima de un delito (victimización directa), aumentó 8 puntos. En todas las localidades aumentó este indicador a excepción de La Candelaria, donde se mantuvo en los mismos niveles del año anterior.

El 66% de los encuestados aseguró haber sido víctima del hurto a personas, donde el celular fue objeto más hurtado (53%), seguido de dinero (20%) y objetos personales (8%).

El 45% de quienes aseguraron haber sido víctimas de un delito afirmaron que se utilizó la violencia para cometer el hecho. El 55% de los casos fue con arma blanca, 28% con arma de fuego y 9% con fuerza.

Denuncia

El indicador de denuncia se mantuvo estable (pasó de 34% al 33% de un año a otro).  El delito más denunciado fue el robo a comercio, donde el 43% de los afectados denunció. El 39% no denunció por falta de confianza en las autoridades y el 16% por falta de pruebas.

Percepción de inseguridad

El 63% de los encuestados percibe que la inseguridad en Bogotá ha aumentado, es decir, 4 puntos por encima de la medición del primer semestre de 2009.

Los principales factores asociados a la sensación de inseguridad fueron la presencia de grupos delincuenciales (45%) y el deterioro de las condiciones económicas (41%).

Las localidades donde más aumentó la percepción de inseguridad fueron Suba, Kennedy, Ciudad Bolívar y Barrios Unidos.

En los barrios

Un mayor porcentaje de ciudadanos considera que su barrio no es seguro, pues pasó de 58% a 64% entre el primer semestre de 2009 y el mismo período de 2010. La mayoría de los ciudadanos (44%) se sienten inseguros en las calles por la presencia de delincuentes y grupos juveniles.

Aumentó el número de ciudadanos que tomó medidas de autoprotección al pasar de 60% a 73% de un año a otro. La principal alternativa es la instalación de medidas de seguridad para su vivienda.

Institucionalidad

En promedio 8 de cada 10 encuestados conoce las acciones de la Administración Distrital  en materia de seguridad, se destacan el conocimiento del Número Único de Atención de Emergencia 123, las campañas de desarme voluntario y la calificación de los ciudadanos en relación con los recursos para la dotación de la Policía.

El 47% de los encuestados que acudió a la Policía calificó el servicio como bueno. Las razones asociadas a esta calificación fueron: buen servicio y actuar rápido. Quienes se sintieron mal atendidos, señalaron que los miembros de la Policía no prestan la debida atención. Por su parte, de los 13 servicios evaluados 5 obtienen las mejores calificaciones que la Policía en general: Antiexplosivos, GAULA, Antiterrorista-CEAT, Zonas Seguras y ESMAD.

 

Recomendaciones CCB
 
De acuerdo con los resultados de esta encuesta la CCB recomienda:

• Fortalecer todas las estrategias de intervención interinstitucional para la reducción del hurto a personas en el espacio y el transporte público.
• Continuar realizando operativos de control interinstitucional en sitios de alta concentración durante la noche (6:00pm – 12:00pm) y focalizar los esfuerzos en calles y avenidas.
• Desarrollar con los operadores de celular una estrategia para la reducción del hurto a celulares, basada en control y verificación de los aparatos que activen para evitar que sean robados.
• Intensificar la presencia de la Policía Metropolitana de Bogotá en paraderos de transporte público y del Transmilenio, corredores viales y espacio público, espacios con alta concentración para prevenir y reducir el hurto a personas y promover desde la Administración Distrital actividades de sano esparcimiento en el espacio público.
• La CCB considera necesario concertar con el Gobierno Nacional una estrategia que promueva el fortalecimiento de la regulación y el control de las armas de fuego y de las armas blancas, en particular el porte y la reincidencia.
• Es necesario que la Administración Distrital y la Policía metropolitana fortalezcan las estrategias para  reducir los homicidios en la ciudad, siendo el delito que más preocupa al ciudadano.
• Continuar con la identificación, judicialización y captura de grupos y personas asociadas al microtráfico en la ciudad.
• Desarrollar un plan de trabajo con el Gobierno Nacional y la Fiscalía General de la Nación para definir una estrategia de fortalecimiento a los procesos de captura y judicialización de los delitos.
• Fortalecer las estrategias de difusión y conocimiento de la denuncia en la ciudad.
• Incrementar las jornadas de desarme voluntarias y la investigación de canales de distribución, alquiler y venta de armas ilegales en la ciudad.
• Desarrollar a través de los espacios de participación ciudadana existentes y de las alcaldías locales, una estrategia de información a líderes comunitarios sobre las acciones involucradas en el Plan Integral de Seguridad y en el Plan Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes en Bogotá.
• Revisar y mejorar todos los protocolos y los tiempos de atención de las entidades asociadas al Sistema Único de Atención de Emergencias 123, en particular de la Policía Metropolitana.
• La CCB recomienda presentar e implementar de manera efectiva el Plan Integral de Seguridad y Convivencia para fortalecer la confianza y el conocimiento sobre las acciones institucionales para la reducción de los factores que afectan la seguridad en Bogotá.