El dinamismo que ha tenido la minería colombiana en los últimos años, ha puesto de presente el gran potencial productivo que ofrece el sector minero para la inversión extranjera, que se propone invertir hasta el año 2020, una considerable suma de dinero (24.000 millones de dólares) en diversos proyectos de gran aliento.

El dinamismo que ha tenido la minería colombiana en los últimos años, ha puesto de presente el gran potencial productivo que ofrece el sector minero. La opción de explotar ese potencial representa para Colombia en los próximos 10 años una inversión de 24.000 millones de dólares y la posibilidad de generar en el futuro más producción, empleo y recursos fiscales, para el país y las regiones productoras.

Este potencial se hará efectivo en la medida en que el sector minero colombiano sea competitivo en términos relativos frente a otras alternativas de inversión en América Latina.

El Director de la Cámara de Asomineros de la Andi, Arturo Quiroz, afirmó que Colombia se ha convertido en los últimos años en uno de los destinos más atractivos para la inversión minera, y en ese contexto la posibilidad de atraer capitales al país dependerá de su competitividad. Sin embargo, anticipo el ingreso de cinco nuevas multinacionales y un potencial de recursos de unas 18 compañías instaladas en nuestro medio de 24 mil millones de dólares, así: para la expansión de carbón 12.500 millones de dólares;  nuevos proyectos carboníferos  4.500 millones; expansión de oro 5.000 millones y nuevos proyectos para otras actividades mineras 2.000 millones de dólares.

Adicionalmente se anuncia inversiones de 2.000 millones de dólares, para la construcción de dos nuevos puertos y de un Ferrocarril en Carare, para garantizar el transporte del mineral y con ello aumentar las exportaciones frente a las necesidades requeridas por países desarrollados.
 
Sin embargo, Quiroz dio a conocer un paquete de medidas que se deben establecer en el país para darles seguridad a los inversionistas extranjeros en invertir en Colombia, entre ellas.
.-Desarrollo de una política minera.
.-Reglas de juego claras y estables.
.-Ajustar la reglamentación para mantener confianza a los inversionistas.
.-Delimitaciones de zonas excluidas.
.-Erradicación de Minería ilegal.
.-Mejorar la jerarquía de la Institucionalización para el Sector.
.-Adoptar mejores prácticas para la exploración.