NUEVA YORK.- Una abrumadora mayoría (84 por ciento) de los profesionales de negocios encuestados durante una reciente transmisión virtual emitida por Deloitte considera que la economía global es hoy susceptible de sufrir una futura recaída.

Mientras que más de una cuarta parte (27 por ciento) de los participantes en el sondeo enfatizó su preocupación por la posible incidencia de una nueva crisis, más de la mitad del total de entrevistados (58 por ciento) coincidió en que existe un nivel moderado de preocupación por el probable acaecimiento de dicha regresión económica.

“Un considerable número de nuestros clientes está optimista sobre la recuperación de la economía mundial, aunque mantiene ciertas reservas sobre su evolución de cara al futuro. Su preocupación se centra en aspectos tales como el nivel de crecimiento de la oferta laboral y la incertidumbre que se cierne en torno a la salud de los sectores financiero y gubernamental”, explicó David Williams, Presidente de Deloitte Financial Advisory Services LLP (Deloitte FAS). “El crecimiento económico experimentado a finales de 2009 y la prolongación de dicha tendencia hasta el día de hoy han contribuido a incrementar nuestros niveles de optimismo; no obstante, hasta cuando el panorama laboral logre estabilizarse y los mercados crediticios se consoliden definitivamente, no será posible dejar atrás las preocupaciones que aún hoy nos agobian”.

Cerca de un tercio de los respondientes (31 por ciento) estima que sus respectivas empresas no se recuperarán completamente de los efectos de la recesión sino hasta después del año 2011, en tanto que sólo el 14 por ciento de los encuestados considera que su compañía logrará la plena recuperación antes de que finalice el año 2010.

Mientras que cerca de dos terceras partes (63 por ciento) de los participantes cree que sólo algunas de las medidas de recorte de costos que sus compañías implementaron para contrarrestar el impacto de la recesión se mantendrán en vigencia durante el período de recuperación, el 19 por ciento de los entrevistados se inclina a pensar que será la totalidad de las medidas de disminución de costos implementadas durante la recesión las que habrán de sobrevivir a la misma y prevalecer durante el período de mejoría.

Los fraudes en la elaboración de estados financieros son el tipo de riesgo de fraude más comúnmente citado por los respondientes como motivo de preocupación para los próximos doce meses (23 por ciento), mientras que los fraudes asociados a estímulos financieros, las violaciones a la Ley de Prácticas Internacionales de Corrupción y las actividades de lavado de activos acaparan la atención – cada una de ellas – del seis por ciento de los encuestados.

“Aunque el 10 por ciento de los participantes calificó los fraudes asociados a los estímulos financieros como el tipo de riesgo que despierta mayores preocupaciones en sus compañías de cara al año por venir, las oportunidades que conllevan los programas de estímulo financiero muy probablemente serán sometidas a un nivel sin precedentes de escrutinio, quedando sujetas a estrictos controles que vigilarán la adecuada distribución, gasto y contabilidad de los fondos asignados a tales iniciativas. Las compañías que opten por participar en esta clase de programas deberán acatar estrictamente los pronunciamientos que en tal sentido emitan los entes gubernamentales a cargo de las regulaciones contables, demostrando fehacientemente su sometimiento a las normas fijadas, en términos de transparencia y prevención de fraudes”, agregó Greg Swinehart, Socio y Líder de Servicios de Litigios de Deloitte FAS.

Más de 1,280 profesionales de diversas industrias, entre las que se cuentan las de la banca y títulos valores; productos industriales y de consumo; energía y recursos naturales; servicios financieros; salud, ciencias y gobierno de la salud; seguros; gestión de inversiones; ciencias de la vida y atención hospitalaria; manufacturas; ventas minoristas y mayoristas; distribución; y, tecnología, medios y telecomunicaciones, respondieron a las preguntas formuladas como parte de un sondeo virtual realizado durante el transcurso de una transmisión virtual emitida por Deloitte en el mes de marzo de 2010, titulada “Recesión y Recuperación: Grandes Desafíos, Pero Mayores Oportunidades” (Recession and Recovery: Great Challenges, Greater Opportunity).