Después de la Convención de Acondicionamiento Físico – adidas Fitness Academy (aFA)- organizada por adidas en la ciudad de  Berlín en el mes de enero y que este año llegó a su quinta versión, adidas promueve en nuestro país la más completa rutina de entrenamiento especial e individualizado.

Brent Callaway, embajador global de  aFA, hace su aproximación al entrenamiento personalizado a partir del concepto CORE enfocada en la estabilidad de la zona media del cuerpo  pero también atribuye un gran peso en el logro de los objetivos a los aspectos  de buenos hábitos nutricionales, educación en los movimentos correctos, evaluación y recuperación de posibles lesiones preexistentes.

La razón de crear módulos únicos es sencilla pero responsable “cualquier práctica debe recibir un  servicio individualizado, dirigido y asistido 100 % por un profesional”, adaptándola a los intereses, objetivos y necesidades del usuario, al igual que a su grado de acondicionamiento físico y mental” recomienda Mónica Suárez Acero,  líder en formación técnica y personalizada.

El procedimiento comienza con el  desarrollo de un programa de entrenamiento bajo supervisión directa de un profesional del ejercicio, quien velará por el cumplimiento de los objetivos en un tiempo más corto, lo que asegura un incremento en calidad y cantidad de ejercicio de manera progresiva, ordenada y planificada, según sus metas.

Luego del programa es importante realizar los exámenes y controles periódicos que sirven de diagnóstico para saber su estado de salud y su progreso a través del ejercicio, esto puede evitar el riesgo de sobre entrenamiento, lesiones o poca exigencia.

Es importante mencionar que existen diferentes tipos de rutina según el objetivo que se busque, por ejemplo  el entrenamiento estructural que busca únicamente el desarrollo muscular,  pero el más recomendado es el entrenamiento funcional que no sólo está enfocado a mejorar y mantener todas las cualidades físicas como la  fuerza, la resistencia y flexibilidad, sino que prepara al individuo para tener un desempeño óptimo en su vida diaria, en su actividad laboral y actividades deportivas. Se recomienda idealmente  4 o 5 sesiones a la semana.

El éxito de estas rutinas radica en que cualquier persona  puede realizarlas salvo que exista una restricción de salud. El hecho de que el entrenador cuente con una evaluación clínica o médica hace que desde el comienzo cuente con información.

Un entrenador personalizado debe estar en la capacidad, según su formación académica, de adaptar el entrenamiento a los diferentes niveles de actividad física que tienen las personas, desde el sedentario incluso con otros factores de riesgo, pasando por la persona intermedia hasta la persona altamente entrenada, agregó Mónica Suárez Acero,  líder en formación técnica y personalizada.

Para realizar esta actividad física es recomendable además de las buenas condiciones de salud y nutritivas tener la ropa adecuada de gimnasio que sea idónea para cualquier condición. Debe mantener  a la persona fresca y seca por más sin importar la exigencia del  entrenamiento.

Para esto, adidas ha creado la colección Clima 365 que permite a través de estudios mapeo del cuerpo, identificar las zonas de mayor sudoración y diseñar prendas y calzado que permitan mantener la temperatura óptima del cuerpo mediante telas inteligentes que le brindarán mayor frescura, estar más seco y protegido de pies a cabeza y en cualquier situación para que el atleta pueda concentrarse en su entrenamiento.

De esta manera todas las persona experimentan beneficios cuando tienen entrenamiento personalizado, los que son aparentemente sanos  reportan bienestar, mejor calidad del sueño, mayor rendimiento en la actividad deportiva y laboral; el deportista de alto rendimiento puede enfocarse en su actividad y tener un mejor desempeño en competencia y la persona que por una lesión ortopédica refiere mejoría de su sintomatología y en muchas ocasiones ha  retornado a actividades que no hacía por miedo al dolor.