Los  productores de palmicultura de Colombia se han visto seriamente amenazados  por la agudización de los problemas sanitarios caracterizados por la afección de diversas enfermedades como: Pudición del cogollo, Marchitez letal y Martichitez sorpresivas, entre otras y numerosas plagas que impactan negativamente la producción.

 

En el marco de la IX Versión de la Reunión Técnica Nacional sobre Palma Aceite, que se realiza en Bogotá, la Corporación Centro de Investigación en Palma de Aceite –Cenipalma, estimó en más de 400 mil millones de pesos las pérdidas por las enfermedades que están atacando a los cultivos. 

 

De acuerdo con estimativos del Presidente de la Junta Directiva de Cenipalma, Jorge Eduardo Corredor Mejía, las regiones más afectadas son: Tumaco donde la plaga a arrazando con 100 mil  hectáreas y Puerto Wilches con 150 mil hectáreas. No escapa a las enfermedades zonas del Sur de Bolívar, Cesar y Tibú, entre otras.

 

Gerardo Martínez López, Coordinador del Programa de Investigación en Plagas y Enfermedades de Cenipalma, comentó a Notingenio, que se trabaja en investigaciones sobre Pudrición del cogollo (PC) y Marchitez letal (ML), pero enfatizo sobre el reto tecnológico que requieren introducir las empresas palmeras para implementar y que están disponibles para superar la problemática sanitaria y mantener su sostenibilidad y competividad.

 

En este contexto, surge la temática de la IX Reunión Técnica Nacional de Palma de Aceite, en la cual se presentaron durante sus deliberaciones los principales trabajos de adopción tecnológica e innovación llevados a cabo por empresas palmiculturas.

 

 

El Coordinador de Programas de Plagas y Enfermedades, Gerardo Martínez, comentó que la situación es bastante grave no sólo en Colombia, sino en los países de América del Sur, donde las enfermedades se ha extendido dejando a su paso cuantiosos daños económicos para los cultivadores.

 

Para el experto la pudrición del cogollo (PC) es la enfermedad más grave que se ha presentado hasta ahora en las plantaciones de palma de aceite de América Latina. Afecta los tejidos meristemáticos y del cogollo, disminuyendo el área foliar neta de la planta y por lo tanto su capacidad de llenado del fruto, con lo cual se reducen drásticamente los rendimientos.

 

Finalmente, comentó que en las plantaciones afectadas, la incidencia de la enfermedad puede ser superior al 90% de las palmas en estado productivo y en muchos casos es letal, constituyéndose en la causa principal para el deterioro y pérdida de plantaciones como la Arenosa en Turbo; Dernpasa, Brasil y en numerosas plantaciones en Ecuador (Franqueville, 2001).