Chicago, Illinois. El mantenimiento preventivo es una de las acciones más importante para la continuidad operativa en los negocios grandes y la erradicación de interrupciones desagradables que quebrantan las rutinas productivas, sela un estudio de TrippLite. Pensando en estos aspectos de la cotidianidad empresarial y doméstica, Tripp Lite, fabricante de líder de soluciones para la protección energética y conectividad, consolidó en una guía algunas de las mejores prácticas que permiten a usuario chequear, preventivamente, el estado de las  infraestructuras y redes eléctricas con el objetivo de disminuir considerablemente los costos en los que se incurre en actividades de reparación.

A continuación algunos de estos consejos que, además de ser soluciones a los problemas más comunes observados por Tripp Lite en el comportamiento de clientes y usuarios, incluye el especial cuidado y acciones que debe  tomar el usuario en cuanto a la manipulación de la batería y su reemplazo en sistemas de UPS, un aspecto tan importante como olvidado por la mayoría de los usuarios. Las recomendaciones:

–          Revise anualmente su instalación eléctrica y verifique que  el consumo total no  exceda la capacidad del suministro, especialmente si  se trata de una infraestructura empresarial.
–          Asegúrese de que sus tomacorrientes estén conectados a tierra: no todos los equipos electrónicos la requieren, pero todos los equipos de protección trabajan incorrectamente sin ella.
–          Acostumbre a usar una carga inferior al 80% de los equipos conectados a un sistema de UPS para prevenir sobrecargas ya que la mayoría de ellos tienen estas limitaciones para  manejarlas (picos altos) durante las fallas eléctricas.
–          Mantenga en buen estado los cables de alimentación y suministro desde y para el UPS.
–          Haga pruebas de funcionamiento cada 3 meses a  los sistemas de UPS y dispositivos relacionados.
–          Programe una revisión periódica de las alarmas visuales y audibles de los sistemas de UPS.
–          Tenga presente la  vigencia de la garantía
–          Configure el UPS, especialmente en ambientes de TI, para que emita notificaciones a los administradores de redes en caso de anomalías.
–          Reserve o guarde un UPS adicional para reemplazar alguno en caso de falla.
–          Tenga a la  vista los contactos de soportes y centros de servicios de los fabricantes.
–          Recomendación realmente relevante para las empresas que crecen físicamente año tras año: determine anualmente si la capacidad de sus UPS protegen efectivamente el flujo eléctrico de sus  sistemas y si la carga de las baterías soporta suficientemente, al menos, el cierre ordenado de las aplicaciones de sus  computadoras personales más críticas.

Así como la infraestructura, los UPS, y equipos similares, requieren revisión preventiva, de  igual manera las baterías que se incorporan a los mismos deben tener la misma atención. Por ello Tripp Lite otorga un capítulo aparte a tan crítico componente:

–          Trabaje siempre con baterías VRLA (siglas en inglés de baterías de Plomo-Ácido con Válvula de Regulación) o AGM (Fibra de Vidrio Absorbente) que son totalmente herméticas, de cambio unitario y libres de mantenimiento. Tripp Lite las usa dentro de sus UPS y equipos que requieren baterías.
–          Las baterías de reemplazo (así como los UPS en las que se incorporan) deben ser almacenadas en lugares ventilados, de manera natural o de forma inducida. Esto previene la acumulación de gases peligrosos, o de hidrógeno, que pueden ser explosivos en ciertas cantidades.
–          En caso de climas cálidos, el sistema de enfriamiento debe ayudar a mantener la temperatura de los electrólitos de las baterías alrededor de los 25°C. Igualmente, las  temperaturas bajas merman la capacidad: si desciende que no sea inferior a 4°C.
–          Alejar las baterías (y en consecuencia también los UPS que las contengan) de fuentes directas de calor y de los rayos de sol.
–          Anote la fecha de inicio de uso de su UPS: recuerde que una batería tiene un promedio de vida de 3 a 5 años, más o menos, aunque es recomendable, señala Tripp Lite, cambiarla automáticamente cada dos años. También verifique que se encuentren en buen estado las conexiones de las baterías al interior de los UPS.
–          Use el software PowerAlert de Tripp Lite, además de  monitorear todas las funciones del UPS,  vigila la carga de la batería.
–          Las baterías deben ser de iguales tipo, características y fabricantes entre ellas y tener la misma capacidad y edad para ser conectadas serie y paralelo dentro de un mismo dispositivo (UPS).