Chicago, Illinois. Una red pública de electricidad poco confiable puede ser muy frustrante.  Recortes o apagones frecuentes de electricidad interrumpen el ritmo cotidiano de la vida y hacen que sea difícil cumplir con tareas simples.  En el mundo de hoy, vivir sin electricidad significa no vivir a  un nivel habitual.

Muchos hogares y empresas no cuentan con los sistemas de respaldo de energía adecuados para hacer frente a esta problemática y tienen que afrontar pérdidas económicas, problemas operativos y de productividad y daños a equipos de tecnología. Como solución, Gustavo Laguado, un directivo de Tripp Lite en la región, propone el uso de inversores cargadores.

“Para los recortes de energía de la red pública, los inversores cargadores funcionan como fuente alternativa de energía”, afirmó Laguado. “Un inversor convierte energía -conservada en su batería- en corriente estándar de CA (Corriente Alterna) para alimentar equipos electrónicos esenciales.  Cuando hay energía suministrada por el servicio público, los inversores cargadores automáticamente pasan la energía a los equipos conectados mientras, simultáneamente, recargan sus baterías”.

Laguado continuó explicando las ventajas de un inversor cargador: “Tienen transferencia ‘inteligente’ de modo automático y no requieren acciones de encendido o apagado porque todo lo realizan instantáneamente.  Además, por si fuera poco,  no requieren  mantenimiento o combustible a no ser más la misma energía eléctrica que almacenan en sus baterías.  Son más simples, seguros y limpios que los generadores”, aseguró.

El ejecutivo indicó que los inversores cargadores de Tripp Lite están disponibles en varias capacidades, de manera que hay soluciones para un amplio de aplicaciones.

“Se pueden usar inversores más potentes para alimentar cargas más demandantes provenientes de servidores, computadoras y teléfonos de voz con protocolo de Internet (VoIP) tan comunes hoy las oficinas; o inversores más pequeños para dispositivos importantes y vitales en el hogar tales refrigeradores; o inversores portátiles simplemente para mantener funcionando laptops y celulares”, enumeró el directivo de Tripp Lite.

“No hay nada más frustrante que un trabajo interrumpido por un recorte de energía, sin entrar en detalles de las consecuencias económicas derivadas de pérdidas de datos e inclusive por los daños parciales o totales de equipos”, enfatizó.  Pero la gente no tiene que hacer depender  su vida cotidiana de un servicio eléctrico inestable por la razón que fuera,  aseguró.  “Un inversor es una solución conveniente y flexible para mantener funcionando normalmente los equipos -en nuestras casas u oficinas- cuando el servicio de electricidad sufre accidentes”, concluyó Gustavo Laguado.