La nueva propuesta de Check Point es una nueva visión que redefine la seguridad como un proceso de negocio tridimensional, combinando políticas, gente y esfuerzos para una protección más fuerte en todas las capas de una compañía.

 

Con la seguridad 3D las compañías pueden implementar ahora una huella digital de seguridad que va más allá de la tecnología para garantizar la integridad de toda la información, datos y procesos.

“La seguridad necesita pasar de una mera colección de tecnologías a un proceso de negocio que incorpore tres grandes dimensiones – políticas, gente y refuerzo para conseguir el nivel de protección que se necesita en el siglo XXI.” dijo Gil Shwed, fundador, CEO y jefe de la junta directiva de Check Point Software Technologies. “La visión de seguridad 3D de Check Point redefine la seguridad como un proceso de negocio que le permitirá a las compañías lograr el nivel de seguridad requerido mientras simplifican las operaciones.”

Además, el propósito es que el portafolio de soluciones que distribuirá Nexsys, el primer mayorista de valor agregado, permitan la consolidación de las tres claves de la Seguridad 3D.
 ‘Conquistar nuevos mercados, identificar otras oportunidades de negocio y respaldar el posicionamiento de las soluciones de Check Point es el reto que tenemos ahora y con nuestra amplia red de canales podemos hacer parte de una nueva concepción de seguridad’, señala  Mauricio Castillo, gerente comercial de software en Nexsys de Colombia.

La seguridad 3D de Check Point le permite a las organizaciones transformar la seguridad en un proceso de negocio al integrar las tres siguientes dimensiones: Políticas, gente y refuerzo.

Políticas: La seguridad comienza con políticas bien definidas y ampliamente comprendidas que explican las necesidades y estrategias de la organización. Muchas organizaciones actuales no tienen tales políticas; en su lugar las compañías se apoyan en listas de verificación a nivel de sistema y en una colección de tecnologías dispares que no brindan siempre el nivel deseado de seguridad.
 
Personal: Los usuarios de sistemas de TI son una parte primordial del proceso de seguridad. Los usuarios son quienes a menudo cometen errores que resultan en infecciones de malware y en fugas de datos. Gran parte de las organizaciones no prestan atención al rol de los usuarios en el proceso de seguridad cuando de hecho los empleados deben ser informados y educados sobre las políticas de seguridad y su comportamiento esperado cuando navegan en la Internet o comparten datos sensibles. Al mismo tiempo la seguridad debería ser tan simple y transparente como sea posible y no debería cambiar la forma como trabajan los usuarios.

Refuerzo: La seguridad se trata de ganar mejor control sobre las muchas capas de protección. Desafortunadamente las corporaciones a menudo se encuentran perdiendo control sobre las políticas dispares de varios productos de punto. Los sistemas de seguridad en muchos casos generan reportes de violaciones pero no refuerzan las políticas. Las firmas deberían y pueden lograr un mayor nivel de visibilidad y control al consolidar su infraestructura de seguridad y utilizar sistemas que prevengan incidentes de seguridad en lugar de simplemente detectarlos.
 
“Para mejorar la seguridad las empresas deberían apoyarse en una combinación de tecnología, políticas y personal. Reconociendo esta necesidad por ‘defensa en profundidad’ la visión de seguridad 3D de Check Point se alinea con muchas de las necesidades de seguridad y prioridades de negocio que escuchamos de los clientes,” dijo John Grady, analista senior de investigación de productos de seguridad de IDC. “Al agregar un elemento educativo y darle a los empleados la oportunidad de participar en el proceso de seguridad las empresas pueden reducir significativamente sus riesgos.”

Check Point también anuncia el lanzamiento de Check Point R75 el mayor lanzamiento en seguridad de redes que implementa elementos de este enfoque multidimensional.