Bogotá.Los avances de la ciencia traen consigo un sinnúmero de beneficios para la sociedad de hoy en día, y son la cantidad de servicios que ofrecen los que hacen que las personas sientan la necesidad de obtenerlos para su satisfacción personal y laboral.

 

Sin embargo, del uso excesivo de aparatos de alta tecnología  resulta la Generación Finger y los Tecnófilos, quienes son los más vulnerables en padecer enfermedades que a largo plazo pueden ser perjudiciales para la salud.

 La doctora especialista en medicina biológica, Gilma Garrido, afirma que los problemas de salud que se pueden generar no son pocos, entre esos se encuentran los dolores de cabeza, stress, fatiga muscular, fibromialgia, tendinitis, tendosinovitis, artrosis de manos, y se puede llegar hasta lesiones malignas como tumores.
 
Así mismo, la sintomatología a través de las cuales se detectan este tipo de dolencias son: cansancio, stress, dolores de dedos y manos hasta llevar a la incapacidad laboral, alteraciones del ritmo de sueño y falta de concentración. 
 
Los consejos que ofrece la doctora Gilma Garrido con el fin controlar este tipo de adicciones, se basan en el uso racional de la blackberry con llamadas cortas, menos de dos minutos, uso del manos libres, dismunir el contacto del teléfono con el cuerpo, no dormir con él y cuando se vaya a cargar dejarlo lejos del área donde descansa la persona. De igual forma, Garrido recomienda una serie de ejercicios para practicar de dos a tres veces por día entre los que se encuentran:
 
-Estiramiento de brazos y codos totalmente extendidos al frente con mano empuñada y el dedo pulgar sobre dedo índice, se gira la muñeca con el dedo apuntando hacia techo se flexiona la muñeca con el codo extendido.
 
 
-Con los brazos extendidos y las manos sobre una mesa con las palmas hacia arriba, llevar el dedo pulgar hacia los demás dedos.
 
-Con una pelota grande o pequeña de espuma suave apretarla y soltar en repetidas veces.
 
– Con una pelota grande o pequeña de espuma suave con la mano extendida sobre ella hacerla rodar hacia adelante y  hacia atrás.
 
– Con una pelota pequeña se empuña y la desliza hacia arriba y hacia abajo sobre una pared sin doblar codos ni muñecas.
 
– Realizar ejercicios diarios de relajación en total silencio tratando de oír el ruido más lejano que alcance a escuchar.