A las 7:00 pm, miles de personas alrededor de una sola caja… Suena el Himno Nacional, entonado por la Orquesta Sinfónica de Colombia y luego comienza la intervención del entonces presidente de la República, General Rojas Pinilla… Se estaba haciendo historia, era la primera transmisión de televisión en Colombia.

Desde entonces, la reinvención no ha parado, ha sido una verdadera revolución. De la pesada caja con marcos y patas de madera que se instalaba en la sala, los televisores han pasado a convertirse en objetos de diseño ultradelgados que se cuelgan en las paredes de las habitaciones y simulan obras de arte cuando están apagados.
 
“No se trata sólo un cambio estético. La reinvención de la televisión en Colombia es la evolución de un fenómeno social que refleja el cambio de todo un país.

Antes, ver televisión era una acción comunitaria y pasiva, pues la familia entera se sentaba entorno a la pantalla para ver los programas que los papás querían.

 

Ahora, en los hogares hay más de un televisor y es cada consumidor quien elige qué ver y cuándo, gracias a la posibilidad de navegar por Internet desde el control remoto”, explica Arnaldo del Valle, Gerente de mercadeo para BRAVIA & Home Entertainment de Sony Colombia.