Bogotá. Ericsson (Nasdaq: ERIC) publicó  la última versión de su Networked Society City Index. Este índice clasifica a 31 grandes ciudades del mundo y mide su madurez TIC y las dimensiones económicas, sociales y ambientales, consideradas como «triple efecto” (Triple Bottom Line).

En este reporte, los aspectos tecnológicos han sido actualizados para incluir temas como 4G, Open Data, transacciones online y otros usos más avanzados. Los resultados reconfirman y fortalecen aún más la relación entre las TIC y el desarrollo social, económico y ambiental.

La capital sueca está a la cabeza del ranking, debido a su bien desarrollada infraestructura TIC, con una alta penetración de smartphones y conexiones de alta velocidad, así como el uso avanzado  equilibrado con innovación y el desarrollo de iniciativas que utilizan las TIC como principal facilitador.

Patrik Regårdh, responsable del Laboratorio Networked Society de Ericsson dijo: «Las TIC aceleran de forma significativa las interacciones entre los diversos actores, haciéndolas más intensas y  costo-efectivas. La reducción del costo del intercambio de información y transacciones, reduce el umbral para nuevas empresas y contribuyentes. Como resultado, el desarrollo económico de una ciudad se vitaliza».

Las TIC proporcionan una plataforma que favorece el conocimiento  colaborativo intenso en actividades entre empresas, sector público y ciudadanos; asimismo, estimula la especialización y el dinamismo de los servicios de información. Esto permite a las empresas e instituciones aunar recursos de manera eficiente y ofrecer soluciones y servicios, que ninguna de las partes podría -de otro modo- proveer de forma independiente.

En América Latina, San Pablo, Buenos Aires y Ciudad de México están clasificados en las posiciones 17, 21 y 23, respectivamente. El informe recomienda que las ciudades con economías emergentes y en las primeras etapas de madurez de TIC, podrían mejorar su desempeño centrándose en el desarrollo socio-económico e incorporar una visión clara de cómo aprovechar las TIC en el desarrollo de los sectores público y privado.

El informe cita la forma en que la Oficina de Protección Ambiental de Shanghai entrega información sobre la calidad del aire del día a través de su sitio web y Weibo (plataforma de microblogging china) como ejemplo. El objetivo es difundir el conocimiento sobre los efectos adversos para la salud debido a la mala calidad del aire en la población urbana de Shanghai.

Regårdh dijo que «Definitivamente, las TIC posibilitan nuevas maneras para que los ciudadanos interactúen con su ciudad y su entorno. Se convierten en una plataforma de colaboración en donde los ciudadanos pueden compartir información y participar más activamente en el tratamiento de todos los temas del día”.

El informe recomienda que las ciudades con economías emergentes y en las primeras etapas de madurez de TIC, podrían mejorar su desempeño centrándose en el desarrollo socio-económico e incorporar una visión clara de cómo aprovechar las TIC en el desarrollo de los sectores público y privado.

El informe también destaca la colaboración entre ciudades como cada vez más importante. Por ejemplo, la armonización de open data-frameworks, en lugar de diferentes sistemas o protocolos, podría acelerar la innovación.

Regårdh explica: «Una solución abierta de datos podría, por ejemplo, permitir a los mismos servicios de información de transporte público el trabajar no sólo en Miami, sino en Jakarta o Ciudad de México. Esto no sólo haría la vida más fácil para los turistas y viajeros, sino que también ahorraría costos de infraestructura para las ciudades, ya que pueden utilizar soluciones a escala».

Incluso las ciudades con economías desarrolladas tienen que tomar medidas para seguir siendo competitivos y mantenerse en contacto con las futuras generaciones tecnologícas.

El índice Ericsson Networked Society City se ha desarrollado con la estrecha colaboración de Sweco, el grupo de diseño e  ingeniería sustentable.

Adicionalmente, a las tres ciudades rankeadas, Estocolmo, Londres y Singapur, las siguientes ciudades también son parte de este índice: Beijing, Buenos Aires, El Cairo, Copenhague, Delhi, Dhaka, Helsinki, Hong Kong, Estambul, Jakarta, Johannesburgo, Karachi, Lagos, Los Ángeles, Manila, Ciudad de México, Miami, Moscú, Mumbai, New York, Oslo, Paris, São Paolo, Seúl, Shanghai, Sydney, Taipei, Tokyo.