CAM (Compañía Americana Multiservicios Ltda.) fue adquirida por el Grupo Graña y Montero de Perú, tras un proceso de negociación de casi un año y medio, adelantado por Endesa.

La identidad corporativa de CAM sólo tendrá una modificación que acoge las siglas de Graña y Montero (GyM) y la incorporación de la imagen de ambas compañías en un solo logo.
 
“Nos sentimos fortalecidos para el desarrollo de nuestro liderazgo en la provisión de productos y servicios eléctricos para diversos sectores de la economía latinoamericana. Estamos seguros que esta nueva etapa será de gran beneficio para todos nuestros clientes, con quienes renovamos nuestro compromiso para la prestación  de servicios generando valor, seguridad y excelencia en cada uno de los mercados en los que operamos”, afirma Carlos Alberto Zarruk Gómez, Gerente General de CAM en Colombia.
 
Hasta este año CAM formaba parte del conglomerado de empresas de Endesa,  operando bajo tres líneas de negocio: obras eléctricas, medición y eficiencia energética, comercialización y logística. Con el proceso de adquisición y como parte de la estrategia de crecimiento CAM se integra al grupo empresarial de Graña y Montero.
 
El Grupo Graña y Montero está conformado por siete empresas que prestan servicios de ingeniería e infraestructura, con presencia en cuatro países de Latinoamérica. Tiene 20.000 colaboradores a su cargo, dentro de los cuales se destacan más de  2.600 ingenieros en diversas especialidades; Graña y Montero está presente en la bolsa, su capitalización de mercado supera los US$ 1.200 millones y en el ejercicio 2010 registró cerca de US$ 1.000 millones en ingresos.
 
La historia de un  grande
 
Actualmente, CAM tiene presencia en cinco países: Colombia, Argentina, Brasil, Chile y Perú. En Colombia existe hace 11 años y ha sido propiedad de grandes empresas como: la sociedad Distribuidora de Productos Eléctricos S.A., (Diprel S.A.), y de la compañía  Ingeniería e Inmobiliaria Manso de Velasco S.A.
 
Ahora, CAM se consolida como socio estratégico del conglomerado empresarial de Graña y Montero y del Grupo Santa Cruz en Chile.
 
Con éste proceso de integración CAM no sólo fortalece su desarrollo y el liderazgo en la industria eléctrica y en la provisión de productos y servicios eléctricos, sino que permite consolidarse como una empresa líder, sólida y robusta que prestará sus servicios con cumplimiento, calidad y eficiencia para diversos sectores de la economía Latinoamericana.
 
De acuerdo al Gerente General de CAM Colombia: “uno de los puntos estratégicos de esta integración incluye la expansión hacia sectores como la minería, la construcción y otras empresas distribuidoras y generadoras”.