¿Qué prefieren los adolescentes a la hora de comunicarse y socializar con los demás?.

 

En Ericsson (NASDAQ: ERIC), creemos que su comportamiento tiene consecuencias importantes para el futuro de los dispositivos y la tecnología en general.

Entre junio y noviembre de 2011, Ericsson ConsumerLab realizó investigaciones que revelan cómo serán estas determinaciones.

«Los comportamientos son dinámicos y cambian a medida que la gente entra en las diferentes etapas de su vida. A medida que crecen, los adolescentes comienzan a utilizar herramientas de comunicación de la misma manera que lo hacen los adultos. Ellos seguirán utilizando «sus» herramientas como mensajes de texto, Facebook y chat de vídeo, pero al mismo tiempo, entienden la necesidad del uso de la voz y el correo electrónico a medida que avanzan a las siguientes etapas de sus vida», dijo Ann-Charlotte Kornblad, asesor senior en Ericsson ConsumerLab.

La encuesta muestra que el uso habitual de los mensajes de texto y Facebook ha cambiado la dinámica de las citas entre adolescentes. Los mayores cambios se pueden ver en el proceso de acercamiento previo en donde el objetivo es pedir a la otra persona una cita. Sin embargo, los adolescentes todavía prefieren el encuentro romántico cara a cara.

Otro dato significativo es el hecho del cambio de su estado amoroso o romántico en Facebook, «en una relación» o «solo» es considerado por sus amigos como una declaración oficial del usuario.
Los mensajes de texto siguen siendo “la herramienta de elección” por el adolescente cuando el tiempo del encuentro presencial no es posible. La consideran como una herramienta que no interrumpe el flujo de sus vidas. La llamada de voz, por el contrario, la consideran más adecuada para el mundo de los adultos.

El informe revela que el nivel de propiedad de los teléfonos inteligentes y teléfonos móviles promedio son los mismos hasta los 17 años de edad, pero específicamente alrededor de los 13 años están mucho más interesados en conseguir un teléfono inteligente, si todavía no tienen uno.

El estudio se llevó a cabo en alrededor de 2000 participantes y consistió en una muestra representativa de 20 millones de personas entre 13 y 17 años de edad, en los EE.UU. Por las características del estudio, el comportamiento observado es similar a la de muchos otros países. El estudio también se complementó con 44 entrevistas cualitativas.