Eaton Corporation  (NYSE:ETN), fabricante industrial y líder mundial en sistemas de control y distribución de energía, resaltó que la región latinoamericana posee un mercado potencial vigoroso para el desarrollo de soluciones de protección eléctrica. Esto permite a las empresas, instituciones de gobierno -y otros sectores- mantener a salvo los equipos, maquinaria o como centros de datos de los imprevistos derivados de actividades eléctricas.
 Según Enrique Chávez, Director de la División de Calidad de Energía (PQO, siglas en inglés) de Eaton Corporation, en Latinoamérica se invierte cuatro veces menos en protección de equipo que en los Estados Unidos.

 “Tenemos que resaltar la importancia de tener una cultura de protección ante fallas de energía, apagones, altibajos de electricidad y problemas en la calidad de energía que dañan los equipos de los usuarios y por lo tanto afectan las inversiones y la productividad de las empresas.

Los Estados Unidos cuatro veces más en protección que toda Latinoamérica, por lo que vemos en el mercado mucho potencial y un área de oportunidad muy grande”, ilustró el directivo de Eaton Corporation.
 Durante una entrevista el Director de la PQO de Eaton precisó que las soluciones tecnológicas de la empresa se destacan porque ofrecen un alto valor agregado que permite, entre otras ventajas, lograr ahorros significativos en el consumo de electricidad.

 ¿Cuál es la situación actual de la cultura de prevención contra desastres eléctricos en Latinoamérica?

Bueno, es necesario advertir sobre los riesgos de no estar protegidos y la importancia de la generación de energía eléctrica a partir de tecnologías cada vez más sustentables. Nosotros vemos que la región tiene un gran potencial para aprovechar alternativas menos contaminantes y mucho más sustentables, así como la importancia de mejorar la eficiencia de consumo en el sector industrial y residencial.

¿Qué beneficios tiene la implementación de la protección eléctrica?

Existen varias: la relevancia del ahorro junto con el hecho de evitar pérdidas.  En la región los costos por interrupciones y fallas eléctricas generan pérdidas de producción, pérdidas de trabajo o tiempos “muertos” y pérdidas por el daño o descompostura de los equipos industriales y eléctricos, así como en corporativos o medianas y pequeñas empresas, lo cual, repercute en sumas millonarias para sectores como el industrial y de servicios. En nuestro caso Eaton puede ayudar a proteger la inversión de sus clientes con sus soluciones hardware y software ante los problemas en la energía eléctrica como son desviaciones de frecuencia, ruido eléctrico, impulsos transitorios, bajas de voltaje, altas de voltaje, distorsión de onda o la pérdida de voltaje. 

Además de resguardar equipos y bancos de información de esos imprevistos ¿Qué otros beneficios ofrece la tecnología de Eaton en este campo?

Una de nuestras principales fortalezas consiste en proveer soluciones sustentables con tecnologías “verdes” o de alto valor ecológico, que han aportado grandes beneficios a la sociedad. Por ejemplo, el desarrollo de la tecnología por parte de Eaton en sus Rectificadores Ahorradores de Energía que se diseñó para reducir la energía empleada a por lo menos un 50 por ciento, con el beneficio adicional de producir menos calor, lo que resulta en menos requerimiento de enfriamiento. Esta tecnología puede generar grandes ahorros económicos para el sector de las telecomunicaciones y descensos en las emisiones de dióxido de carbono.

¿Cuál será el derrotero de las próximas tendencias en protección eléctrica en Latinoamérica?

Veremos una mayor preocupación por los temas “verdes”, reducción del consumo de energía y de los costos de operación, así como el desarrollo de herramientas de trabajo para el “Cloud Computing”. En estos campos Eaton ha sido líder porque está comprometido a desarrollar productos que ayuden a nuestros clientes a proteger el ambiente a través de la conservación de la energía, disminución de las emisiones de dióxido de carbono y el mejor manejo de recursos.

La sustentabilidad siempre ha sido nuestra manera de hacer negocios y parte del compromiso social. Por ello, hemos apostado por un modelo de trabajo basado en la sustentabilidad, calidad y ahorro de energía a través del uso de tecnología “verde” o de alto valor ecológico que genera además de importantes ahorros de energía también baja los costos para la industria.