Tras el rápido crecimiento del mercado de video-vigilancia, las cámaras IP representan hoy una tendencia destacada para el futuro del video monitoreo.

 

 

De igual forma, se han implantado con éxito sistemas de vigilancia basados en IP (Protocolo de Internet) c6on cientos -a veces miles- de cámaras que incluyen diversas aplicaciones en el comercio, el transporte, la educación, la vigilancia urbana y el sistema bancario.

¿Por qué una cámara IP?

A medida que se amplía la implementación y la comprensión de la gestión de la seguridad a través de redes IP, ésta se convierte en el futuro de la gestión de la seguridad avanzada.

En este sentido, la cámara analógica, muestra una falta de flexibilidad y rendimiento que no satisface las demandas de esta nueva exigencia del mercado.

“La migración a sistemas abiertos y el distanciamiento respecto a los DVR, combinado con las ventajas de la conexión en red, la captura y manipulación de imágenes digitales y la inteligencia de las cámaras, supondrán un fuerte impulso para la adopción rápida y continua de la cámara de red digital y de sus múltiples ventajas”, agrega Luis Alberto Delgado, Regional Sales Manager South América – North de Axis.
 
Las diferencias entre la tecnología digital y la analógica se pueden expresar así:

1) Fin a los problemas de entrelazado. Este fenómeno se produce porque en una señal de vídeo analógica, aunque esté conectada a un DVR, todas las imágenes se encuentran integradas por líneas y cada imagen está formada por dos campos entrelazados.

2) La alimentación eléctrica a través de Ethernet aumenta el ahorro y la fiabilidad. Lograr alimentación eléctrica para una cámara analógica ha supuesto siempre un obstáculo y un costo importante. Gracias a la tecnología PoE de una cámara de red digital, es posible utilizar el mismo cable de red tanto para datos de vídeo como para la alimentación eléctrica, lo cual permite un ahorro en el costo de instalación y cableado.

3) Resolución megapíxel y funciones HDTV. Las cámaras de red digitales actuales ofrecen completas funciones HDTV de conformidad con las normas SMPTE y HDTV, en consecuencia, el sector de la seguridad se beneficia de imágenes completamente nítidas con un nivel de detalle excepcional.

4) Inteligencia al nivel de la cámara. Esta característica permite reconocimiento de matrículas, conteo de personas y el seguimiento de objetos, entre otros.

5) Control PTZ y de entrada/salida integrado. Con una cámara PTZ analógica, la comunicación en serie que controla el movimiento PTZ requiere un cableado independiente de la señal de vídeo, lo que resulta caro y engorroso. La tecnología digital en cámaras de red permite el control PTZ a través de la misma red que transporta el vídeo. Además, pueden integrar señales de entrada y salida como las alarmas y los bloqueos de control.

6) Audio integrado. Con un sistema analógico, el audio no es posible salvo que desee establecer líneas de audio independientes al DVR. Una cámara de red digital soluciona este problema al capturar el audio en la cámara, sincronizándolo con el vídeo o incluso integrándolo en el mismo flujo de vídeo.

7) Comunicación segura. Con una cámara analógica, cualquiera puede interceptar el vídeo o, lo que aún es peor, cambiar la señal de una cámara por otra señal de vídeo. En el caso del vídeo en red digital, la cámara puede cifrar el vídeo que se envía a través de la red para asegurarse de que no pueda interferirse.

8) Opciones de infraestructura flexible y rentable. A diferencia de los sistemas analógicos, las secuencias de vídeo basadas en IP se pueden encaminar por todo el mundo mediante una gran variedad de infraestructuras interoperativas estandarizadas que incluyen tanto redes fijas como inalámbricas.

9) Una solución digital real. En el sistema de cámaras de red digitales, las imágenes se digitalizan una vez y permanecen digitales durante todo el proceso; no hay conversiones innecesarias ni degradación de la imagen.

10) Menor costo total de propiedad. Los estudios demuestran que en las configuraciones de sistemas con más de 32 cámaras, el costo inicial de un sistema de vigilancia basado en cámaras de red es incluso inferior si se compara con las opciones analógicas. Finalmente, las redes basadas en IP como Internet, las redes LAN y los distintos métodos de conexión como la conectividad inalámbrica se pueden aprovechar para otras alternativas distintas del cableado coaxial y la fibra tradicionales.