Atrás quedaron los días en que tener un smartphone era un simple lujo. Hoy, es prácticamente imposible pensar en no contar con las herramientas que nuestros teléfonos ofrecen, y la cantidad de modelos disponibles hace accesible la tecnología para todos los bolsillos.

¿Pero qué pasa con quienes por trabajo o recreación están sometidos a condiciones extremas y no pueden dar a sus equipos el cuidado delicado que muchos de ellos requieren? Para estas personas, el mercado hoy ofrece equipo todoterreno, cuya característica principal es la resistencia y robustez: nos referimos a los rugged smartphones o teléfonos robustos, que están rápidamente ganando adeptos entre quienes buscan equipos a toda prueba.

Motivos para querer un teléfono robusto hay muchos, desde personas que trabajan en el rubro de la construcción hasta quienes practican deportes extremos como la escalada, estos teléfonos son la respuesta a usuarios que requieren que sus equipos sobrevivan a golpes, temperaturas extremas, caídas al agua, polvo y arena, sin perder prestaciones ni rendimiento. Con diseños cada vez más innovadores y una amplia gama de modelos donde elegir, estos teléfonos prometen convertirse en una nueva tendencia entre quienes buscan durabilidad y funcionalidad en sus dispositivos.

¿Cuáles son las características que debería buscar en un teléfono todoterreno? María Isabel Victoria, Directora de Ventas para Cat® para en la Región Andina y Paraguay, comenta cuáles son las principales prestaciones que se debe tener en cuenta a la hora de elegir un aparato de este tipo:

– Resistencia al agua: Un teléfono robusto, por definición, debería ser resistente al agua ya que habitualmente vienen con la norma IP integrada, que garantiza que el teléfono no sufrirá daños al ser sumergido en agua por un tiempo. En el caso del Cat® S52, la norma es la IP68, que permite sumergirlo hasta 1,5 metros en agua durante 35 minutos.

– Resistencia al polvo: La tierra, la arena y el polvo no son problemas para los equipos que tienen la norma IP68, que los hace completamente resistentes a estos elementos, impidiendo que pequeñas partículas entren a nuestro teléfono y dañe su mecanismo.

– Resistencia a los golpes: A pesar de que no existe un standard que mida la resistencia de un equipo ante los golpes, vale la pena buscar equipos que hayan sido sometidos a pruebas militares, lo que asegura que sean efectivos en soportar accidentes y caídas.

– Pantallas antirayones: Hoy en día existen materiales que han hecho más durables las pantallas de los teléfonos, sin necesidad de utilizar fundas o láminas protectoras. En general, se recomiendan las pantallas con tecnología Gorilla Glass® como las más sólidas del mercado, las que miden su resistencia en su número: la pantalla Gorilla Glass 6, como la que tiene el Cat S52, es una de las más resistentes del mercado, ya que su numeración indica que resiste hasta 15 caídas consecutivas desde un metro de altura.