El Túnel de base San Gotardo, considerado el más largo del mundo, hace parte del NEAT y se convertirá en un modelo para regiones montañosas como Los Andes. Sin duda, en la geografía nacional, los centros de consumo exigen futuros proyectos de infraestructura subterránea, aspecto crucial que podría interesar a los próximos gobiernos de Colombia.

“El proyecto de la Nueva Transversal de los Alpes se convirtió en una propuesta amigable con el medio ambiente; promueve la transferencia del tráfico de las carreteras al sistema ferroviario, reduciendo así la circulación de vehículos y protegiendo las zonas naturales”, explicó el señor Francesco Quattrini, Consejero y Jefe de misión adjunto de la Embajada Suiza en Colombia, vocero de la muestra del proyecto en Colombia. Quattrini agregó que: “Por su complejidad y grado de exigencia, esta megaobra se convierte en un verdadero laboratorio de prueba para la aplicación y el desarrollo de soluciones de última generación en ingeniería, tecnología, construcción y gestión de proyectos”.

Motor del transporte europeo
Para este proyecto de vanguardia se han invertido 28 mil millones de dólares; una vez esté habilitado, reforzará tanto el atractivo económico como el potencial comercial de Suiza y la integrará a la red ferroviaria europea de alta velocidad, con trenes que pueden alcanzar 250 km. por hora. Se estima que con esta obra se acortará las distancias entre las regiones y el centro del país

En total, casi el 70% de los 153,5 km. de ejes, pasajes y túneles del proyecto han sido excavados a abril 2010. La culminación de la primera fase de 153,5 km de los 3 Túneles de base del San Gotardo está programada para otoño del 2010. La totalidad de la longitud de todos los túneles es de aproximadamente 332 km, al sumar el Lotschberg 88.1km) el San Gotardo (153,5 km), el CENERI (40.2 km) y el Zimmerberg (50 km).  El túnel facilitará el tráfico de comercio y permitirá la movilidad de más de 200 millones de europeos  principalmente de Alemania, Países Nórdicos, Países Bajos, Bélgica, Italia y Suiza.

Alrededor de 2000 personas, entre trabajadores de Suiza, Austria, Alemania y Francia, laboran en la mega construcción de comienzo del siglo XXI, la cual se articulará con otras redes de túneles que hacen parte del proyecto conocido como Nueva Transversal de los Alpes.

Colombia, perspectivas de desarrollo vial
En Colombia se abren paso importantes proyectos a nivel subterráneo. En las grandes ciudades se acelera el desarrollo de proyectos de transporte e infraestructura urbana. Según registros de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), más de 63 túneles se construirán en las vías nacionales. El país ha iniciado un proceso de modernización durante los últimos años en obras subterráneas y se ha convertido en una potencia latinoamericana de túneles carreteros.

Según Hernando Dávila, Presidente de la Asociación Colombiana de Túneles y Obras Subterráneas, ACTOS, para Infraestructura y Desarrollo de la CCI, “Colombia es un país cuyas principales ciudades se encuentran situadas en zonas montañosas, lo que significa para sus habitantes largos y costosos viajes, por lo cual se ha venido trabajando en la construcción de túneles que ofrecen dentro de sus beneficios un componente de reducción de pendientes longitudinales en las carreteras, con la consecuente economía de tiempo en los desplazamientos de los equipos de transporte y la reducción de los costos de operación de los mismos”.

Colombia es pionero en la construcción de los ductos más largos de América Latina, como lo son el túnel de Buenavista, de 4.500 metros; y el de San Jerónimo en Antioquia, de 4.600 metros. Así mismo existen varios proyectos en proceso como la Ruta del Sol, que incluye 6 túneles; la segunda calzada Bogotá-Villavicencio, que construirá 13 ductos; y el tramo Cisneros Loboguerrero (entre Buga y Buenaventura), con 12 túneles; entre otros, de acuerdo con información divulgada por la Cámara Colombiana de la Infraestructura, CCI.

Según datos del Ministerio del Transporte, entre túneles carreteros construidos, o en ejecución, el país sólo acumula 25 kilómetros. “Se espera que al terminar el período gubernamental, Colombia esté por encima de 50 kilómetros de túneles carreteros contratados, que para el tamaño fiscal del país significa un esfuerzo económico y técnico muy grande” afirmó Andrés Uriel Gallego, jefe de la cartera.

Además de la importancia que tienen proyectos de infraestructura de este tamaño para el comercio y la economía, ya que permiten el transporte constante de mercancías a menores costos desde los mayores centros de logística y puertos, es evidente la mejora que este tipo de infraestructuras genera en las condiciones ambientales, por simplificar y acortar el camino.

Dadas las características y necesidades en movilidad de Colombia, la Nueva Transversal de los Alpes es un éxito de la ingeniería mundial y es la oportunidad de escuchar a los expertos que estuvieron a cargo de su ejecución así como los desarrollos de futuros proyectos de infraestructura subterránea. En mayo, el proyecto NEAT traerá lo mejor de la ingeniería suiza para Colombia.