La Sociedad Colombiana de Ingenieros considera que para que el país sea más  competitivo en materia de exportación se debe realizar un Plan de Integración y Modernización de la Infraestructura de Transporte colombiana con una inversión total, pública y privada, como mínimo del 2% del PIB anual, sostenido durante el próximo cuatrienio.

 

Se trataría así de subsanar un error de política del desarrollo nacional que en los últimos cuarenta años ha minimizado el total de la inversión en materia de infraestructura de transporte a menos del 0,6% del PIB anual, según el  reporte del Departamento Nacional de Planeación entregado en enero del año 2010, en un periodo comprendido entre 1993 y 2008. Esta deplorable representación equivale a $43.79 billones de pesos, de los cuales $33.64 corresponden al sector público y $10.14 corresponden al sector privado, esta cifra equivale a una inversión promedio anual de 2,74 billones de pesos.

Estas circunstancias condenan al país a la pobreza del sistema de infraestructura de transporte, que explica en buena parte la precariedad de su competitividad y del nivel de su desarrollo económico y social, que hará imposible el salto hacia la modernidad que se propone el actual Gobierno.

Una inversión limitada en infraestructura restringe severamente las posibilidades de crecimiento y ubica a Colombia entre los países pobres de Latinoamérica, pero si hay una buena representación dentro del PIB para el sector transporte se ayudará a consolidar la economía del país.

Estimamos que se requiere construir un nuevo escenario de financiación pública y privada para impulsar la infraestructura de transporte:

1. Las regalías al sector transporte no solo ayudara al desarrollo del país  si no también a todas sus regiones.
2. Una reingeniería de los organismos públicos encargados de la contratación tales como INVIAS, el INCO la Aeronáutica Civil y el ministerio de transporte,    crearan confianza en los inversionistas y garantizaran de esta forma su participación activa.
3. La venta de acciones en activos nacionales tales como ECOPETROL e ISAGEN o más recursos de origen privado y público, generaran desarrollo y mayor competitividad.

Este sector al ser transversal, dinamizará al máximo las demás llamadas locomotoras del desarrollo nacional, planteadas por el actual gobierno, como son la  minería, la agricultura, la vivienda y los nuevos sectores basados en la innovación .       

La Sociedad Colombiana Ingenieros propone que se realice una inversión en Infraestructura de Transporte por un monto total de USD 20.000 millones para los cuatro años (2010-2014), equivalente a USD 5.000 millones por año, lo cual representa un 2% del PIB, que supera significativamente el precario nivel histórico del 0,6% del PIB en el período (1993-2008). 
Para que nuestro país tenga un desarrollo sostenible y la economía colombina sea competitiva, se debe tener un modelo organizado y consolidado para el transporte multimodal, por medio del cual se disminuyan los costos de transporte, lo cual podría aumentar la competitividad de los productos colombianos.