La Cámara de Comercio hizo un llamado a la Administración Distrital para que se agilicen las obras de infraestructura de la ciudad y que lleve a cabo una verdadera planeación y seguimiento de las obras de infraestructura que se desarrollan en Bogotá con el fin de que no se afecte la movilidad y el comercio.

 

 

El pronunciamiento lo hizo la entidad luego del balance que realizó sobre el seguimiento que realiza a las obras de TransMilenio Fase III y Valorización.

Con respecto a TransMilenio,  la entidad manifiesta su preocupación porque los problemas en adquisición de predios, los cambios en los diseños y el inicio de actividades por parte de contratistas sin previa autorización del IDU, continúan dilatando el tiempo de finalización de las obras, teniendo en cuenta que para la fecha y de acuerdo a la programación inicial todas las intervenciones deberían estar terminadas.

Algunos casos puntuales que preocupan:

• Modificación del diseño geométrico y de pavimento del Patio-Portal del 20 de Julio y sus vías de acceso, lo cual ha generado un retraso de 4 meses en las obras del Grupo 1.
• Demora en la finalización de los andenes ubicados sobre la calle 26 entre la avenida 68 y avenida Boyacá, intervenciones que han presentado modificaciones debido a problemas en los accesos peatonales y al cambio recurrente de las lozas ya instaladas.    
• Avance a paso lento en la construcción de los pavimentos de la Carrera 10 y la Calle 26, debido a que la Secretaría de Movilidad impuso restricciones a los planes de manejo de tráfico diseñados por el contratista, reduciendo las áreas de intervención.
• Inicio de obras a cuenta y riesgo del contratista del Grupo 4 a la altura del Puente del Concejo sin tener los diseños definitivos aprobados por parte del IDU.

En los 6 Comités del Pacto por el Impacto llevados a cabo este año, se han generado inquietudes de los ciudadanos sobre el deterioro de las calles que se están usando como desvíos, especialmente en el occidente de la ciudad;  el retraso en la ejecución de la estación del Museo Nacional en la Carrera 7 con Calle 28 y problemas de iluminación en las obras cercanas a la zona comercial de San Victorino y el sector comprendido entre la avenida 68 y la avenida Boyacá.

Como resultado al seguimiento de las obras de valorización la CCB ha identificado que existen cuatro obras que se encuentran suspendidas por cambios en los diseños y por falta en la entrega de predios, razón por la cual no presentan avance físico luego de un año de haberse firmado los contratos. Estas obras son: los dos puentes peatonales ubicados en la avenida Ciudad de Cali con avenida Centenario, el puente peatonal de la avenida Boyacá con calle 21 y el puente peatonal de la avenida Centenario con Avenida Boyacá.

Similar situación ha sucedido con las obras de la carrera 11 entre la calle 106 y la avenida Laureano Gómez y la intersección de la calle 94 con avenida Laureano Gómez, las cuales han requerido modificar sus diseños y se encuentran en etapa de revisión y aprobación, por tanto no presentan avances físicos en su ejecución.

Otros casos preocupantes son las obras que presentan atraso crítico, debido a que su plazo de finalización venció en el segundo trimestre de 2010:
• Los puentes peatonales de la avenida 9 con calles 123 y 130B, presentan un atraso de 6 meses. 
• El puente peatonal de la calle 63 en el parque El Lago, tiene un atraso de 7 meses.

Así mismo, la entidad advierte que hay 6 obras programadas para terminar en noviembre que no alcanzarán a finalizar de acuerdo con lo estipulado contractualmente. Estas son:

• Puente vehicular de la avenida José Celestino Mutis con Avenida Ciudad de Cali.
• Andenes de la zona rosa.
• Andenes carrera 15 entre calles 100 y 127.
• Andenes avenida 68 entre calle 80 y Autopista Norte.
• Andenes avenida 19 entre calles 134 y 161.
• Andenes calle 127 entre carrera 7 y avenida 19.

Al respecto, la entidad ha identificado que los cambios en los diseños de las obras, la demora en la entrega de predios, el traslado de redes no contemplados inicialmente y su posterior aprobación, son las principales dificultades que contribuyen al retraso en la ejecución y entrega de los proyectos.

Por ello, la CCB considera prioritario definir jurídicamente quién debe asumir los costos del traslado de redes de servicios públicos con el fin de no paralizar las obras.

Así mismo, hace un llamado al IDU para que dé celeridad a la ejecución de estos proyectos que tanto espera la ciudad, los cuales fueron financiados oportunamente con recursos de valorización aportados por los ciudadanos y empresarios.

La entidad, invita  a las empresas de servicios públicos para que den prioridad y trabajen conjuntamente en la revisión, ajustes y aprobación de los diseños presentados para el traslado de redes de estas obras.

A los propietarios de los terrenos requeridos para la ejecución de obras de infraestructura la CCB recomienda considerar la implementación de conciliaciones que faciliten el trámite antes de llegar al proceso de expropiación, con el fin de agilizar el trámite y de lograr acuerdos equitativos.

A los contratistas, les hizo un llamado para que los diseños de las obras tengan los mejores estándares de calidad, evitando modificaciones y sobre costos sobre la marcha.