A partir de hoy, los abusos bancarios hacia los usuarios se acaban y ahora deben reducir los costos a que estaban sometidos los ciudadanos en general.

En un comunicado de la Superintendencia Financiera determinó  adoptar los mecanismos necesarios para acabar de un sólo tajo con las cláusulas y prácticas abusivas que se venías presentando por parte de la banca con los clientes.

El superintendente financiero, Gerardo Hernández, afirmó que una de las normas establece que no se podrá cobrar por los servicios no prestados, operaciones no realizadas y el envío de tarjetas no autorizadas, así como el cobro de la cuota de su manejo.

Señaló que esta medida está orientada a proteger a los colombianos de estas prácticas que se venían presentando en el sistema financiero.

Dijo que en el manejo de las prácticas abusivas se prohíbe redactar los contratos en letra menuda, los cobros de gastos del retraso de pago de cuotas o por incluir productos no autorizados.

“Dentro de las cláusulas denominados como abusivas, se incluyeron aquellas que excluyeran, atenúan o limitan la responsabilidad de las entidades vigiladas sin permitir el ejercicio del consumidor financiero” explicó Hernández.