Santa Marta (Magdalena). Un crédito por 60 millones de dólares ante el Banco Interamericano de Desarrollo, BID; gestiona actualmente el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.

Los recursos se dirigirán para la ejecución de un programa de abastecimiento y saneamiento rural, en el cual se han priorizado 41 proyectos, en  5 departamentos y 16 municipios del país.

De igual manera,  el Ministerio y se encuentra formulando una política de agua y saneamiento básico para todas  las zonas rurales del país y  obtuvo la preaprobación de 20 millones de dólares de la cooperación de Española con el mismo fin.

Así lo dio a conocer la ministra de Vivienda, Beatriz Uribe Botero, durante su participación en la clausura del IV Foro Iberoamericano de Regulación, FIAR, organizado por la Asociación de Entes Reguladores de Agua Potable y Saneamiento de las Américas, ADERASA, y reúne a los profesionales y personal vinculado a las empresas de servicios públicos domiciliarios del país. 

“La cobertura promedio a nivel urbano es del 98 por ciento en acueducto y 92 por ciento en alcantarillado, mientras en las áreas rurales es de 73 y 67 por ciento respectivamente, de allí la necesidad de implementar medidas que permitan reducir este rezago”, dijo la ministra Beatriz Uribe Botero.

Uno de los objetivos primordiales del Plan Nacional de Desarrollo “Prosperidad para todos” es priorizar la incorporación de soluciones en acueducto y alcantarillado para la zona rural, articulada con estrategias de vivienda rural, recalcó la alta funcionaria.