Medellín. El gobierno nacional dio a conocer la hoja de ruta que permitirá avanzar en la construcción de una política integral para el desarrollo del mercado de capitales en el país.

 

En el marco del vigésimo tercer simposio de mercado de capitales que realizó la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria, en la capital antioqueña, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, un eficiente mercado de capitales debe servir como fuente de financiación para el sector productivo de la economía, obrar como alternativa de inversión para el ahorro, y proveer mecanismos de transferencia de riesgo que permitan que las transacciones se realicen a menor costo.

Por su parte la presidenta de Asobancaria, María Mercedes Cuéllar, señaló que el mercado de capitales cumple un rol fundamental en el desarrollo económico de cualquier  país, por lo que una estrategia nacional de este tipo, proporciona alternativas de financiación para la inversión privada y el gasto público. “El mercado de capitales contribuye al desarrollo y operación eficiente de la banca comercial, y por tanto, lejos de competir con su operación, la complementa”, agrega la representante gremial.

A pesar de esta complementariedad, para la asociación existe un debate relacionado con el papel que debe jugar la banca en el desarrollo del mercado de capitales pues hay quienes sostienen que la banca comercial y la banca de inversión deben operar de manera independiente, mientras que otros afirman que esta operación debe estar integrada, en lo que se conoce como multibanca o banca universal.

Evolución de los mercados financieros

De acuerdo con Asobancaria, la tendencia del ahorro en la economía colombiana, sin ser excelente, ha sido favorable en la última década, al haber pasado del 14.1% del Producto Interno Bruto (PIB), en 2000, al 21% en 2010, a pesar de la crisis financiera internacional de 2009.

A su vez, el incremento en el ahorro de la economía favoreció la evolución del ahorro financiero. En consecuencia aumentó también la cartera de los establecimientos de crédito que en proporción al PIB, pasó del 22.7% al 32.2% en el período en referencia.

Asimismo, la importancia de la financiación originada en los inversionistas institucionales, basada en el mercado de capitales, aumentó y se asemeja en tamaño a la de los establecimientos de crédito, al haber alcanzado 30.3% del PIB en 2010.

En lo que hace referencia al mercado no intermediado, es un hecho que la emisión y negociación de títulos de deuda y acciones dominan el mercado.

De acuerdo con cifras de la World Federation of Exchanges (WFE), el valor de las acciones transadas y la capitalización de las empresas listadas en bolsa, que en 2010 fue de 208 mil millones de dólares, ubica a Colombia en cuarto lugar en importancia en América Latina, después de Brasil, México y Chile. No obstante, el número de compañías listadas en la Bolsa de Valores de Colombia es reducido, lo que implica que la financiación allí obtenida se concentra en unas pocas empresas.

Dinamismo del mercado de capitales

Para Asobancaria existen, entre otros, varios esfuerzos que han contribuido con el  desarrollo del mercado de capitales y que vale la pena mencionar:

1. Integración de las bolsas de Perú, Chile y Colombia, en lo que se conoce como el Mercado Integrado Latinoamericano (MILA). Esta integración estará aumentando la oferta de valores a los inversionistas y ampliando las fuentes de financiación de los emisores.

2. Mercado Global Colombiano (MGC), impulsado por la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), para transar las acciones más importantes del mundo (conocidas como blue chips), enganchando el corretaje local con el internacional mediante contratos especiales.

3. Flexibilización del régimen cambiario. El pasado 17 de diciembre, la Junta Directiva del Banco de la República expidió la Resolución Externa 2, flexibilizando en forma importante la Resolución Externa 8 de 2000, que regula el régimen cambiario colombiano.

4. La profesionalización del mercado de divisas, las ventas en corto y las buenas prácticas que han tenido lugar en el seno del Autorregulador del Mercado de Valores (AMV).

5. La autorización de operar el esquema de multifondos de los fondos privados de pensiones para la mejor gestión de los recursos, de suerte que la inversión considere las edades y los perfiles de riesgo de los afiliados.

6. El desarrollo que ha tenido la titularización de la cartera hipotecaria. Este esquema, previsto en la legislación desde inicios de la década de los noventa y consagrado en la Ley 546 de 1999, ha presentado un incremento sostenido, al pasar de 2.5 billones en 2006 a 7.2 billones en 2010.

El reto del sector bancario

Según María Mercedes Cuéllar, el gran reto que enfrenta el país hacia el futuro es el de aumentar la canalización del ahorro financiero hacia actividades productivas privadas, para lo cual es preciso ajustar las finanzas del Estado.

Dentro de ese marco destaca que, en términos generales, los instrumentos más populares del mercado de capitales no están al alcance de la gran mayoría de empresas colombianas y aunque es normal que sólo empresas grandes y consolidadas puedan acceder a sofisticados productos del mercado de capitales, existe el enorme reto de desarrollar instrumentos de financiación más aptos para compañías de menor tamaño, típicas de la estructura empresarial colombiana.