El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo Salazar, destacó el contenido y alcance del “Informe Nacional de Desarrollo Humano: Colombia Rural, razones para la esperanza”, de las Naciones Unidas sobre el que dijo que coincide con muchas de las políticas que viene ejecutando el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Dijo que el Gobierno recibe con mucha complacencia el informe que es una sustentación y muestra de que ningún país puede darle la espalda, ni al campo ni a la familia campesina, ni a quienes allí viven que son los más pobres entre los pobres en Colombia.

“Tenemos una deuda no solo con los despojados de la tierra, sino con los campesinos colombianos que están llevando físicamente del bulto en toda esta dura lucha por la modernización de la economía”, afirmó el ministro de Agricultura.

Insistió en que muchas de las recomendaciones que hace el PNUD en su informe ya las está realizando el Gobierno y puso como ejemplo la actualización catastral que ordena la Ley del Plan Nacional de Desarrollo.

Citó también la propuesta sobre un Censo Rural en Colombia que desde hace 41 años no se realizada en el país.  Recordó que esa tarea también ya la había decidido el Gobierno desde hace varios meses tanto así que ya se cuentan con las partidas para dar comienzo al proceso.

Dijo que es evidente, como se indica en el Informe, la concentración de la propiedad de la tierra en Colombia. “De ese mismo diagnóstico parten las iniciativas que ha venido propugnando el Gobierno como por ejemplo la restitución de tierras, la del retorno y la de poner al servicio del campesinado colombiano muchas tierras que están inoficiosas como las decomisadas los narcotraficantes”, agregó Restrepo Salazar.

El ministro destacó la importancia y el llamado que hace el informe  del PNUD sobre la importancia de mujer rural.

“La mujer rural tiene una inmensa importancia en todo el mundo hasta el punto que la FAO le dedicó toda una asamblea”, subrayó el ministro al reiterar la importancia de la primera convocatoria del Programa de Mujer Rural que premiará y promoverá los programas colectivos, asociativos, de “las valientes mujeres que están trabajando en las zonas más difíciles de orden público en Colombia”.

Reiteró que el Informe llega en un buen momento porque el país no puede seguir de espaldas a la ruralidad y al campesinado colombiano.