Confecámaras habla el sobre el impacto de la Formalización Empresarial en Colombia.

 

Este tema se enmarca en la nueva estrategia de la Red de Cámaras de Comercio de  propiciar  el  desarrollo  regional  a  partir de  la eficiencia  competitiva en los  pilares de formalización, emprendimiento e  innovación.
 
El informe, realizado por el  Comité de Análisis Económico de Confecámaras, analiza el impacto de la Ley en el comportamiento de la matrícula de nuevos negocios y en los que optaron por ponerse al día en sus obligaciones pendientes con las Cámaras de Comercio. El análisis se aplicó para los 32 departamentos y Bogotá como distrito capital, donde los resultados fueron agrupados por regiones durante el periodo de enero a agosto de 2011.
 
La Red de Cámaras de Comercio ha brindado a 144 mil nuevas pequeñas empresas matriculadas entre enero y agosto de 2011, los beneficios de la Ley 1429, lo que representa un ahorro para estas empresas de más de $8 mil millones.
 
Igualmente, brindó a 87 mil pequeñas empresas los beneficios de la  amnistía que contempla la Ley, lo que representó un ahorro para los empresarios de más de $22 mil millones.
 
En total son 231.536 empresas beneficiadas a corte 31 de agosto de 2011 por la Ley 1429.
 
“La formalidad permite que la empresa sea visible para el Estado, otros empresarios y otras entidades. La visibilidad frente al Estado no es sólo para aspectos tributarios, sino  también para ser beneficiario de políticas que propenden por la mejora de los negocios,  el acceso a líneas de crédito especiales, apoyo técnico, capacitación, estudios de mercado, así como a la institucionalidad que facilita mantener una red densa de negocios”, afirmó Julián Domínguez Rivera, presidente de Confecámaras.
 
El Presidente de la Confederación agregó que “la Red de Cámaras de Comercio en su labor de acompañamiento a los empresarios, desde hace más de una década lidera iniciativas destinadas a simplificar y reducir los trámites empresariales, a promover y facilitar la creación de nuevas empresas, incentivar a los potenciales inversionistas, fomentar el emprendimiento y sobre todo reducir la informalidad, ya que ésta lleva a la generación de perversos círculos de competencia desleal, corrupción, anarquía, estancamiento de la economía y a la pérdida de competitividad”.
 
Las Cámaras de Comercio han constatado que las empresas son informales no sólo por su incumplimiento a lo ordenado en la ley, sino por su estructura empresarial frágil y vulnerable ante los sucesivos cambios del entorno, que traen consigo nuevas exigencias de mercado, a las que no están en capacidad de responder. Una empresa es informal cuando, desempeñando una actividad económica legal, no cumple con los requisitos exigidos por el Estado, ni desarrolla buenas prácticas empresariales.
 
Aporte de las Cámaras de Comercio a la formalización
 
La Cámaras de Comercio del país vienen trabajando en distintas iniciativas de formalización empresarial y laboral, con la certeza de que la formalización es un mecanismo eficaz para: mejorar la gestión en las empresas; reafirmar el compromiso gremial con el trabajo decente; hacer una sociedad más justa, e insertar un creciente número de empresas, actividades económicas y personas en la economía formal del país como pilar fundamental de la Política Nacional de Competitividad Colombia  2032.
 
ü  El Registro Mercantil constituye el instrumento más importante para el control de la economía, la formalización empresarial, y es un importante soporte de la política de control a la evasión y vinculación de nuevos contribuyentes. 
 
ü  El Registro Mercantil tiene además importantes efectos jurídicos, ya que hace pública la calidad de empresario, en la medida que lo visualiza frente a potenciales clientes que consulten el registro, protege el nombre de la empresa y da legitimidad al negocio. Por servir de prueba sobre la condición del empresario, es posible para los interesados determinar la aplicación preferente de la legislación mercantil a quienes gozan de esta condición.
 
ü  Se destaca el esfuerzo que han realizado las Cámaras de Comercio en términos de la implementación de buenas prácticas: una de las más significativas ha sido la implementación de los Centros de Atención Empresarial –CAE-, y las mejoras en su eficiencia. Los CAE, que operan actualmente en 22 ciudades del país, permitió la simplificación de los trámites para la constitución de las empresas, y permitió reducir el tiempo de constitución en promedio a solo 9 días, disminuyendo de esta manera los costos de constitución en 30% (Cárdenas y Rozo, 2009).
 
ü  El portal www.crearempresa.com.co, constituye en otra buena práctica: este alberga la operación virtual del proceso de constitución de una empresa, y a través de este se crean en promedio  32.000 empresas por año. Este es el referente en Bogotá por parte del Banco Mundial en el Informe del Doing Business Internacional.
 
ü  Las Cámaras de Comercio administran datos de más de 3.050.000 personas naturales y jurídicas y 2.430.000 establecimientos de comercio, sucursales y agencias  matriculados que se encuentran activos. Como la información es una herramienta fundamental para mejorar la competitividad del sector empresarial, las Cámaras de Comercio desarrollaron e implementaron el Registro Único Empresarial –RUE-, concebido como un sistema de información que opera a nivel nacional y permite a los usuarios adelantar ante cualquiera de las 57 Cámaras de Comercio, tramites de matrícula, renovación, inscripción de documentos y consultas vía Internet.
 
ü  Desde el año 2009, las Cámaras de Comercio, como guardadoras a perpetuidad de fe pública que son, iniciaron un ambicioso proyecto de modernización de los registros públicos para responder a las nuevas necesidades de los empresarios y a los avances en materia tecnológica. Los servicios virtuales, los certificados de Cámara de Comercio por internet firmados digitalmente y la inscripción electrónica de las Sociedades Anónimas Simplificadas, son una muestra de ello.
 
Además de su papel como administradores del Registro Público Mercantil, las Cámaras de Comercio vienen implementando programas de apoyo a la formalización empresarial que ofrecen herramientas para la constitución, operación y funcionamiento de las empresas.