Resultado de imagen para Mauricio Hernández, economista del BBVA Research.

Bogotá, (Colombia). El Banco  BBVA Research, espera una recuperación gradual del sector de edificaciones, siendo 2017 el año de menor crecimiento de las edificaciones desde que cayeron los precios del petróleo.

Resultado de imagen para Edificación de vivienda“Para 2017, esperamos que el sector crezca un 0,7% y luego en 2018 y 2019, el crecimiento del sector se ubicará en 3,6% y 4,1%, respectivamente, basado fundamentalmente en viviendas de rangos bajos, medios y medio-altos”, puntualizó Mauricio Hernández, economista del BBVA Research.

 

Un estudio del economista dan cuenta que los s riesgos del sector permanecen acotados, aunque han sido afectados por la desaceleración económica.

Comenta en su análisis que el sector edificador aumentó la acumulación de inventarios y los períodos de ventas porque en los primeros meses de vida del proyecto se vendieron menos unidades que en el promedio de años anteriores. “Aun así, gracias a la estructura de pre-ventas en el sector y a la solidez en el financiamiento de los proyectos, los riesgos continúan acotados y los resultados operacionales y financieros de las empresas siguen siendo aceptables”, menciona Hernández.

Mientras que en 2011 el periodo de pre-ventas demoraba en promedio 8,9 meses para las viviendas No VIS, el dato más reciente para el período de pre-ventas se ubica en cerca de 12,5 meses. “Las ciudades que más ampliaron los plazos en vivienda No VIS desde 2013 fueron Villavicencio (+80%), Barranquilla (+31%) y Bucaramanga (+27%)”, afirma el economista de BBVA.

Por otra parte, para vender una vivienda actualmente se requieren en promedio en Bogotá 7,3 meses, en Cali 6,4 meses y en Medellín 7,0 meses. Y para arrendar se requieren 4,9 meses en Bogotá, 6,8 meses en Barranquilla, 3,2 meses en Cali y 3,8 meses en Medellín

El mercado no residencial requiere más ajuste
El estudio advierte que si se ejecutaran los proyectos de oficinas que ahora están en marcha, el nivel de vacancia en Bogotá y en la región Caribe seguirá alto en los próximos años, exigiendo un mayor ajuste en la oferta. De hecho, en Latinoamérica, sólo Ciudad de Panamá tiene niveles de vacancia de oficinas más altos que el Caribe colombiano. Al contrario, en Cali y Medellín la vacancia se encuentra en niveles que se pueden considerar equilibrados.

Resultado de imagen para Edificación de viviendaAl contrario, el ajuste en la construcción de locales comerciales está dando frutos. La oferta disponible de locales se vendería en 16 meses si se mantuviera el ritmo de ventas promedio del año más reciente. Hace tres años se tardaba más de 40 meses en venderla.

Impacto económico del sector

Según el análisis hecho por BBVA Research, el sector de la construcción emplea a 3,1 millones de personas. Del total de empleados del sector, 43% se ocupan en la actividad constructora y 57% en actividades y servicios inmobiliarios. En el último año, el empleo en la construcción cayó 3,5% y el empleo en inmobiliarias creció 3,0%. En la ciudad que más cayó el empleo de la construcción fue Medellín. Al contrario, en Barranquilla fue en donde más se incrementaron los ocupados. El empleo inmobiliario creció principalmente en Villavicencio y en el Eje Cafetero.

“En los últimos  10 años se construyeron cerca de 1,4 millones de viviendas formales (licenciadas), distribuidas así: Bogotá: 374.000. Antioquia: 224.000. C/marca: 153.000. Valle: 111.000. Santander: 86.000. Eje Cafetero: 87.000 y Atlántico: 74.000. Sin embargo, este nivel aún no logra igualar la formación anual de hogares, la cual fue el doble de este nivel en el mismo período. De hecho, Colombia creará 280 mil hogares por año en esta década vs. 226 mil por año en los ochentas”, afirmó el economista y autor del informe.
Mercado de arriendo
Arriendo

El informe además contempló un análisis del mercado de arrendamiento colombiano, que de acuerdo con BBVA Research, duplica la media de Latam, con lo cual en Colombia, hay casi cinco millones de hogares urbanos en arriendo mientras que en 2010, esa cifra era de  3,6 millones de hogares en las principales ciudades del país.

De la misma manera, la entidad calcula que el valor del mercado de arriendo en el país supera los 22 billones de pesos al año y cerca del 80% de este segmento está concentrado en los hogares con ingresos menores a ocho salarios mínimos mensuales. De este modo, un 28% de las personas que viven en arriendo tiene un salario superior a cuatro salarios mínimos.