Ecopetrol informó la presencia de hidrocarburos en el segundo pozo estratigráfico perforado dentro del contrato de Exploración y Producción Caño Sur, localizado en el departamento del Meta.

 

Se trata del pozo Draco-1, que alcanzó una profundidad de 3.284 pies, (cerca de un kilómetro) cuyos resultados preliminares ratifican la presencia de hidrocarburos anunciada el 2 de noviembre de 2010 en el pozo Mago-1.

Los intereses del contrato Caño Sur están repartidos por partes iguales entre Ecopetrol, que es el operador, y la firma Shell Exploration and Production Colombia Caño Sur GMBH.

La evaluación técnica preliminar indica la presencia de petróleo crudo en la formación Carbonera, en un espesor neto de reservorio cercano a los 9 pies, con porosidades promedio de 30%.

Las evidencias registradas en este nuevo pozo estratigráfico, junto con las registradas en Mago-1, ratifican el potencial de hidrocarburos en la región oriental del departamento del Meta, en la que también se ubican los campos Rubiales y Quifa.

Así, Ecopetrol completa siete pozos en 2010 con presencia de hidrocarburos, entre exploratorios y estratigráficos, en los que tiene participación. Cuatro de dichos pozos se ubican en los Llanos Orientales de Colombia.

Durante el 2011 se espera continuar las labores de exploración en el bloque Caño Sur, con el objetivo de evaluar el potencial del yacimiento y las eventuales condiciones de producción.