Medellín. Aprovechando las ventajas tributarias, aduaneras y de comercio exterior, diferentes sectores y gremios, entre ellos la Andi a través de la Cámara Fedemetal, están interesados en la creación de la primera zona franca metalmecánica del país, que operaría bajo la modalidad de cluster.

La iniciativa fue presentada por la firma Araújo, Ibarra y Asociados y las Zonas Francas de la Costa Atlántica (Santa Marta, Barranquilla y Cartagena) en la Séptima Expometálica, que bajo la organización de la Cámara Fedemetal de la Andi, reúne en Plaza Mayor Exposiciones y Convenciones de Medellín, a 70 expositores de los sectores siderúrgico, metalmecánico y ferretero.
 
«La zona franca no tendría una única ubicación, sino que lo que se busca es que las empresas del sector metalmecánico, en principio, podrían ubicarse en cualquiera de las zonas francas del país, de acuerdo a su conveniencia por ubicación geográfica», aclaró Martín Gustavo Ibarra, de la firma Araújo, Ibarra y Asociados.
 
Para ello las diferentes zonas francas, como las de Cartagena, Barranquilla y Bogotá, están promocionando sus servicios con el fin de buscar que empresas del sector se asienten en ellas.
 
«En el caso de la Zona Franca de Bogotá ya tenemos varias empresas disfrutando de estos beneficios, como es el caso Fedco que fabrica cabezas para pozos petroleros y árboles de navidad y Quest que produce quipos para telecomunicaciones», dijo Juan Pablo Rivera, gerente de la Zona Franca capitalina. Agregó que otras empresas como Forza y Perfilamos de Colombia, están asentadas en la zona franca del Cauca.
 
Amplios beneficios

El Régimen de Zonas Francas en Colombia contempla, por ejemplo, reducción del impuesto de renta del 33% al 15% para las empresas ubicadas en estas áreas geográficas que gozan del beneficio de la extraterritorialidad. Además, cuando la empresa pague ese impuesto, los dividendos en cabeza de  los socios quedan exentos.
 
También, las empresas gozan de exención de IVA sobre las materias primas, partes, insumos y bienes terminados que sean adquiridos en Colombia y además no se causa el IVA por venta de mercancías a  mercados externos. Esto dentro de los beneficios tributarios.
 
Entre los beneficios aduaneros está la no causación ni pago de tributos aduaneros (IVA y Arancel) para mercancías que se introduzcan desde el exterior. Se tiene derecho a almacenamiento ilimitado de mercancías extranjeras sin el pago de tributos, así como de la posibilidad de realizar procesamiento parcial de mercancías en el Territorio Aduanero Nacional, TAN (compuesto por todas las zonas francas del país) sin trámites aduaneros y se tiene libre acceso de bienes producidos en zona franca al mercado nacional (Hasta el 100% de la producción de bienes y servicios).
   
Finalmente, entre los beneficios de comercio exterior, se destaca el hecho de que los ingresos definitivos de mercancías desde el TAN son considerados exportaciones. Los proveedores nacionales reciben incentivos por las exportaciones y sólo se paga nacionalización de los productos vendidos en el TAN sobre el valor agregado extranjero. Finalmente, las exportaciones que se hagan desde zona franca a terceros países, se benefician de los acuerdos comerciales negociados por Colombia.