Asoleche manifiesta que el incremento del 1,10 por ciento en el precio al productor, por cada litro de leche vendido, fijado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo, le resta competitividad para el sector lechero.

En efecto, este es el segundo aumento aprobado por el gobierno en lo corrido de este año, que sumado al primer incremento del 4,44 por ciento en marzo, completa un total de 5,54 por ciento para 2011.

Este nuevo aumento le resta  competitividad a la industria láctea con un significativo impacto en sus costos de producción.

“Nos preocupa esta situación, pues menos competitividad implica mayor vulnerabilidad del sector ante la llegada de productos lácteos extranjeros”. Dijo Jorge Andrés Martínez, director Ejecutivo de Asoleche.

Respecto al sistema de pago de la leche actualmente en discusión, es fundamental que este promueva la mayor competitividad del sector y lo prepare para una economía de libre mercado, impulsada por la entrada en vigencia de los múltiples acuerdos comerciales suscritos por el país: Vigetes los TLCs con Chile, Mercosur, CAN, Suiza y Canadá. Firmados los de EEUU y la Unión Europea, y en proceso Panamá, Corea del Sur y Turquía.

Como lo manifestó anteriormente Asoleche, dicha cifra supera a la inflación de 2010 (3.17%), al incremento del salario mínimo (4.00%) y al IPC del subgrupo lácteos, grasas y huevos de 2010 (4.31 ponderado).

Asoleche reitera que dicho incremento en el precio de la principal materia prima de la industria láctea va en contravía de la política de competitividad plasmada en el Conpes 3675, Política Nacional para mejorar la competitividad del Sector Lácteo Colombiano, con especial énfasis en la reducción de costos de producción; misión fundamental para asegurar la sostenibilidad de la cadena en el largo plazo, favoreciendo así la mayor eficiencia que debe iniciar con precios competitivos.

“Este incremento genera presiones inflacionarias sobre los precios de los productos lácteos”. Manifestó Martínez.