Colombia está rezagada en temas de profundidad y desarrollo financiero, entre otros temas, por la rigidez en la regulación y la falta de promoción.

 

La afirmación fue hecha por la presidenta de Asobancaria, María Mercedes Cuéllar, durante la instalación del décimo cuarto Congreso de Tesorería que realizó el gremio en la ciudad de Cartagena.

 “El mercado financiero del país es pequeño, poco profundo y con reducida liquidez. Por ejemplo, por tamaño de mercado encontramos que en 2009 el sector financiero colombiano representaba el 156% del pib, mientras que en Brasil esa relación era del 296%. Asimismo, la participación de la deuda pública en el total de transacciones del mercado en Colombia alcanza el 76%, en tanto que en Chile y Brasil, esa participación es de 49% y 1%, respectivamente”, aseguró la representante de los banqueros, y añadió que aunque las políticas en esa materia han sido adecuadas, o al menos en la dirección correcta, se ha abierto una brecha que le resta participación y dinamismo a otras fuentes importantes de financiamiento y se ha restringido el proceso de innovación.

 La presidenta de Asobancaria fue más allá, al señalar que la misma debilidad del desarrollo del mercado de capitales puede ser explotada como una oportunidad, pues está demostrado que el sistema financiero colombiano es transparente, organizado, con la tecnología requerida para el desarrollo de su actividad, y cuenta adicionalmente con un valor agregado que está en su goodwill, experiencia y profesionalismo.

 Esfuerzos realizados

Los esfuerzos realizados se han materializado en el incremento de la actividad bursátil por la vía de una mayor capitalización, la cual pasó de 34.5% del pib en 2005 a 73% en 2010; el interés de nuevas empresas por incursionar en el mercado de capitales colombiano como alternativa de financiamiento; el registro en la Bolsa de Valores a partir de 2007 de un número significativo de empresas con gran trayectoria en el país y la emisión de títulos de deuda corporativa, que en 2006 representaba el 1.3% del pib y en 2010 el 2.2%.

 Por el lado de la demanda también se han realizado esfuerzos. Tal es el caso, por ejemplo, de la puesta en marcha de los multifondos. Con ellos se espera despertar el interés de los inversionistas por obtener mayores rentabilidades vía mayor riesgo y, por ende, que empiecen a demandar instrumentos más complejos que permitan ampliar la innovación financiera.

 Promoción del mercado de valores

 Durante la instalación del Congreso, Asobancaria hizo especial énfasis en que los capitales extranjeros están siendo atraídos por los altos rendimientos y el reducido riesgo que proyecta el país. Por ello es muy importante aprovechar la actual coyuntura internacional, ya que los capitales que están entrando, lo están haciendo para quedarse del mediano al largo plazo.

 “Bien decía Juan Pablo Córdoba en el ‘Simposio de Mercado de Capitales’ de este año que el problema que enfrenta el país está en la carencia de una estrategia conjunta a nivel internacional de promoción del mercado de capitales. La promoción que se realiza en Colombia de la inversión extranjera está focalizada en la inversión extranjera directa y en los road shows llevados a cabo por los emisores del mercado de valores. Esto lo único que demuestra es que a la fecha todavía no nos hemos puesto de acuerdo en lo que se quiere del y para el mercado local”. Por este diagnóstico la Asociación Bancaria ha decidido apoyar la propuesta de la Bolsa de Valores de Colombia en cuanto a una estratégica interinstitucional en pro de la promoción del mercado de valores.