El Banco Interamericano de Desarrollo, la FIFA y Coca-Cola realizaron la presentación oficial de Fútbol para la Esperanza (Football for Hope), un programa que beneficiará a 1.400 niños entre 5 y 18 años que viven en situación de riesgo  en Ciudad Bolívar en Bogotá y la Comuna 20 en Cali.

Con el apoyo local de la Alcaldía de Bogotá, la Alcaldía de Cali, el Gobierno Nacional, y a través de la Fundación Colombianitos en Bogotá y la Fundación SIDOC en Cali, y con el apoyo de socios estratégicos como el gobierno de la República de Corea, mediante programas sociales dirigidos por equipos interdisciplinarios de profesionales, los niños tendrán acceso no sólo a la práctica del fútbol en su tiempo libre, sino que además iniciarán un proceso de planeación de sus proyectos de vida, desarrollo de habilidades sociales, generación de hábitos de vida saludable y adquisición de valores.

Psicólogos, trabajadores sociales y profesores de educación física podrán identificar y tratar problemas sociales en estas comunidades como consumo de drogas, delincuencia juvenil y violencia doméstica  y de esta forma beneficiar indirectamente a más de 5.000 personas incluyendo padres, familiares y vecinos.

En Ciudad Bolívar harán parte del programa 700 niños que encontrarán en el deporte un nuevo estilo de vida que los alejará de las calles y sus peligros y por tanto de la violencia a la que están expuestos. En la Comuna 20, serán beneficiarios otros 700 niños, que mediante la práctica del fútbol desarrollarán habilidades para la convivencia y el tratamiento no violento de los conflictos.

A propósito del proyecto, la gerente del sector de Capacidad Institucional y Finanzas, Ana María Rodríguez, expresó la satisfacción del BID de apoyar esta  intervención que emplea el fútbol como herramienta eficaz para desarrollar habilidades y valores que mejoran los niveles de convivencia entre los jóvenes.

La gerente destacó también que ésta intervención, en concreto,  además sirve un propósito adicional: el de permitir a la región conocer mejor por qué y cómo el fútbol es una herramienta de primer nivel para la promoción de la convivencia y prevención de comportamientos violentos, dado que el proyecto cuenta con rigurosos estándares de evaluación. 

 “Debido a su función y sus valores, a su popularidad y su naturaleza universal, el fútbol tiene una importante responsabilidad ante la sociedad como conjunto. Es un placer para la FIFA aunar esfuerzos con organizaciones comprometidas y apoyar a programas en pro de la convivencia, la integración social y el acceso a servicios de educación y salud para niños y jóvenes en zonas desfavorecidas en Colombia,” comentó Federico Addiechi, Gerente de Responsabilidad Social de la FIFA. 

“Ciudad Bolívar y la Comuna 20 son sectores marginales en los que se han identificado problemas sociales que inciden en los índices de violencia y criminalidad. Los niños que habitan estas zonas no cuentan con espacios deportivos, ni acceso a programas recreativos que generen en ellos hábitos saludables.

Mediante FÚTBOL PARA LA ESPERANZA queremos marcar la diferencia y es nuestro compromiso el aportar al desarrollo de estas comunidades vulnerables mediante la generación de estilos de vida activa, que hacen parte de nuestra plataforma mundial Viviendo Positivamente”, explicó Ricardo Cortés, Gerente para la Región Andina de Coca-Cola.