En sesión del pasado 15 de Marzo de 2011, la Asamblea General de Accionistas de Alquería decidió no distribuir utilidades en aras de fortalecer la solidez patrimonial de la compañía.

 

Las utilidades distribuibles del 2010, que alcanzaron la suma de  $17,871  millones de pesos, serán en su totalidad destinadas a fortalecer el Patrimonio.

A lo anterior, y sumada la inversión por USD $ 5 millones realizada el año anterior por
la IFC (International Finance Corporation) Alquería prevé un importante crecimiento este año.

“Es importante resaltar que en el 2010 realizamos inversiones por  $ 23,400 MM de pesos representados en aumentos de capacidad instalada, mejoramiento en las operaciones (aumentos en productividad) y nuevas líneas de producción para nuevos productos. Puntualmente  se hicieron inversiones en la modernización y optimización de la Planta Enrique Cavelier (Cajicá),  se importaron nuevas maquinarias para leches y jugos, así como  se hicieron inversiones directas al canal en muebles y exhibidores”, aseguró Carlos Enrique Cavelier, Presidente de Alquería.

En cuanto a los resultados del 2010, la compañía tuvo un crecimiento del 6,2%, en pesos pasando de $502 mil  millones (CONSOLIDADO) a $ 533 mil millones de pesos, lo anterior impulsado por mayores volúmenes y mejora en el mix de productos. Su utilidad neta creció un 58%, de $11,316 Millones a $17,871 Millones, y en su balance logró disminuir el nivel de endeudamiento financiero y mejorar el perfil de deuda, representando la deuda de corto plazo un 8,6% del total.
Adicionalmente a los excelentes resultados de crecimiento del 2010, los indicadores de Alquería mejoraron, pasando la razón corriente de 0,94 a 1,12; la Deuda financiera / EBITDA de 1,62 a 1,24 y la rentabilidad del patrimonio pasando del 25,3% al 35,3%.

Acerca de Alquería
Alquería S.A. es una compañía que nació desde hace 50 años bajo el lema “Una botella de leche, una botella de salud”. Paradójicamente nace en Antioquia comprando sus primeros equipos en 1958 a la planta de El Antojo localizada en Rionegro.  Después los traslada a Cajicá (Cundinamarca) e inicia su operación en 1959 en la Hacienda Fagua, llevando inicialmente al mercado la leche envasada en botellas de vidrio y distribuyéndola a domicilio principalmente en Bogotá. En 1963 tras la adquisición de maquinaria revolucionaria, Alquería presenta al mercado el envase de cartón parafinado que revolucionó la forma de empacar leche en el país. Años después la empresa innova de nuevo ahora con tecnología de larga vida en bolsa plástica y con un producto reconocido por el consumidor como el de mejor sabor.