En su compromiso social con la región y los pequeños productores de leche, damnificados por las inundaciones de la ola invernal de la Sabana de Bogotá, Alquería y sus empleados unieron sus esfuerzos en una gran jornada de donación en la zona de Fúquene – Ubaté.

En cabeza del Coordinador de Sueños de Alquería, Carlos Enrique Cavelier, los empleados de Alquería destinaron un día de sus labores diarias para entregar a las 100 familias, 360 personas damnificadas, mercados con alimentos perecederos, alimentos para el ganado, combustible para las motobombas así como dotación de botas, Impermeables y palas para los frentes de trabajo en donde el nivel del agua subió y se construyeron jarillones (Samaria, Roble, Puente Plata). De igual forma, Alquería prestará una motobomba a la comunidad con el ánimo de agilizar la salida del agua de las zonas inundadas.

Dentro de la jornada de voluntariado también se entregaron refrigerios a los militares del Ejército de Colombia que diariamente se encuentran en los frentes de trabajo con la comunidad afectada.

Teniendo en cuenta la situación de la población, Carlos Enrique Cavelier aseguró que “En el mediano plazo los empleados de Alquería continuaremos con nuestro compromiso de apoyo y ayuda a la comunidad de pequeños productores de leche azotados por las inundaciones. Entregaremos mercados mensuales a las mismas familias censadas los siguientes dos meses a través de la plataforma del Banco de Alimentos y buscarían alternativas de producción por medio de entrega de semillas y abonos para la siembra de nuevas praderas en los nuevos lugares en donde se encuentran los afectados y sus animales”. Cavelier también anunció que estarían estableciendo las necesidades de otras zonas aledañas como Simijacá para comenzar la ayuda.