Bogotá. Cualquier institución financiera puede verse afectada por un acto profesional incorrecto, ya sea por incumplimiento de obligaciones o deberes, negligencia, error, omisión o declaración inexacta de sus empleados o directivos. Hoy, las instituciones financieras colombianas, como entidades bancarias, compañías de seguros, entidades financieras, cooperativas y sociedades comisionistas de bolsa, entre otras, cuentan con un producto especializado de  AIG Seguros Colombia S.A.  diseñado para garantizar que las consecuencias pecunarias de cualquier responsabilidad en la que incurra la Institución Financiera en la prestación de sus servicios profesionales esté cubierta, evitando riesgos que puedan afectar la continuidad normal de sus operaciones.

La cobertura básica de la póliza de seguro FIPI Corporate Guard es de Reponsabilidad Civil Profesional, que indemniza los costos asociados a los reclamos presentados por terceros debido a actos profesionales incorrectos y gastos de defensa.

Las coberturas adicionales de ésta novedosa póliza de AIG Seguros Colombia S.A. incluyen pérdida de documentos, es decir, cuando la entidad notifica de la destrucción, deterioro, alteración o pérdida de algún documento del que era legalmente responsable y se encontraba bajo su custodia, así como también, cobertura en caso de reclamos por difamación y gastos en caso de comparecencia en juicio.

Finalmente, los amparos adicionales permiten que en caso de que el asegurado no quiera renovar su póliza, pueda continuar reportando los reclamos correspondientes al periodo de la póliza, después de dos (2) años después del último mes de vigencia de la póliza de Responsabilidad Civil sin cargo de prima adicional.

Ejemplos de casos que cubre FIPI Guard

•Reportes erróneos a centrales de riesgo

Un empleado de una prestigiosa entidad financiera envía información de un cliente, erróneamente, a una central de riesgo crediticio sin tener éste ninguna cuenta pendiente. El cliente demanda a la entidad por daños y prejuicios.

•Errores de asesoría y gestión

Una importante Sociedad Comisionistas de Bolsa realiza erróneamente una transacción de compra de bonos en el mercado bursátil para un cliente, causando una pérdida significativa en su portafolio. La entidad tiene que compensar la pérdida incurrida a su cliente por la operación bursátil no autorizada.