El proyecto de acuerdo del Concejo de Soacha que suspende las licencias de construcción de VIS y VIP es ilegal e inconstitucional,  porque de una parte los constructores cuentan con un acto administrativo en firme que les da el derecho a construir.

La Presidente de Camacol, Sandra Forero Ramírez, frente la decisión del cabildo de Soacha, advirtió que esta clase de control urbano, compete únicamente a la Administración o a la Rama Judicial del Poder Público, bajo los instrumentos que para ello ha determinado la Ley. En este sentido, existe un vicio de ilegalidad en el Proyecto de Acuerdo tal y como está concebido.

En opinión de la Presidente Gremial suspender la construcción de las obras se convierte en un retraso injustificado a la generación de VIS y VIP, que en este momento tiene unas proyecciones de cerca de 100 mil viviendas para el Municipio de Soacha.

La dirigente gremial destacó así mismo que en el año 2000 se implementó una medida similar que se tradujo en un crecimiento significativo de la construcción ilegal en ese municipio, “cerrar las puertas a las nuevas licencias es abrir  las puertas a la ilegalidad”, afirmó categóricamente Sandra Forero Ramírez.

Lo que está en juego

El presupuesto actual de Soacha anual para obras públicas es de $5.000 millones y para redes de acueducto y alcantarillado es de $2.500 millones. Con los 7 proyectos urbanísticos hay cifras de inversión tan contundentes que uno sólo de estos proyectos  apalanca recursos por $282.000 millones y en las 708 hectáreas que representan están previstas 92.396 viviendas (44% para VIP y  56% para VIS)
La conceptualización de estas urbanizaciones es integral  tiene previsto un número estimado de habitantes de 317.842 e incorpora claros conceptos de preservación ambiental y de esparcimiento. Para parques, zonas verdes y áreas de protección ambiental contempla 205 hectáreas, así como,  56 hectáreas de equipamientos,  62 de malla vial arterial, 60 de malla vial local y 323 de área útil (Viviendas, Comercio, Industria).

Es tal la visión de progreso que se ha generado en Soacha  que  el 7 de julio se firmó el convenio entre el programa ‘Manos que Construyen’ de Camacol Bogotá y Cundinamarca y la fundación Clinton Giustra Sustainable Growth Initiative (iniciativa creada por el presidente Bill Clinton y el filántropo Frank Giustra para reducir la brecha de riqueza en el mundo) para certificar las competencias de 5.000 obreros de la construcción del macroproyecto Ciudad Verde en las normas de mampostería, pintura, replanteo y estructuras en concreto” sostuvo Sandra Forero Ramírez.