Desde su introducción en abril de 2009 el subsidio a la tasa de interés ha tenido un efecto muy positivo sobre la actividad edificadora, afirma Camacol.

 

Martha Pinto de de Hart, presidente Ejecutiva de la Cámara Colombiana de la Cosntrucción, destacó el creciente aumento de la participación de la VIS en la oferta total de vivienda, por eso es tan importante para el país el reciente anuncio del Gobierno de incorporar 137 mil millones de pesos adicionales al Fondo de Reserva para la Estabilización de la Cartera Hipotecaria (FRECH) destinados a ampliar el cupo de créditos hipotecarios con subsidio a la tasa de interés.

Para la dirigente gremial La principal ventaja de este subsidio es que al reducir la tasa efectivamente pagada el comprador de vivienda puede acceder a un crédito de mayor monto y posiblemente a una vivienda de mejores características manteniendo la misma cuota, o reducir el valor de su cuota mensual. 
 
Foto Martha Elena Pinto de de Hart por NotingenioEste efecto lo hace muy apropiado para países con un bajo nivel de ingresos como Colombia donde, según la Encuesta de Ingresos y Gastos 2008 del DANE, el 60% de los hogares registra ingresos mensuales menores a dos salarios mínimos. En esta medida el subsidio permite aumentar el universo de hogares con posibilidad de acceder a un crédito hipotecario, lo que conlleva a un aumento de la población bancarizada. 
 
En Panamá, por ejemplo, este subsidio es permanente (no sólo se ofrece en momentos de contracción económica) y para los hogares de más bajos ingresos es igual al 100% de la tasa, con lo que en un crédito hipotecario sólo se debe pagar el capital.
 
El alcance del subsidio podría ser mayor de no ser porque la elevada informalidad y baja bancarización de la economía colombiana impiden que un instrumento de política muy eficaz como el subsidio a la tasa de interés llegue a un mayor número de hogares. “Creemos que mecanismos como el Ahorro Voluntario Contractual del Fondo Nacional del Ahorro, que aspiramos sea replicado por otras entidades financieras, es un paso en la dirección correcta para crear alternativas de acceso a financiación de vivienda para población informal y de muy bajos ingresos” puntualizó Martha Pinto.