La Junta del Fondo Nacional de Adaptación aprobó la priorización de los primeros recursos para financiar el proyecto de estructuración, reasentamiento y rehabilitación económica del municipio de Gramalote, Norte de Santander, destruido el pasado 17 de diciembre.

“Ser este el primer proyecto aprobado por el Fondo de Adaptación es una prueba de que el Gobierno del Presidente Santos les está cumpliendo a los gramaloteros la promesa de que no los iba a dejar solos en esta tragedia”, dijo la ministra de Vivienda, Beatriz Uribe Botero, al término de la reunión.

El proyecto presentado por el Ministerio de Vivienda ante el Fondo de Adaptación establece un cronograma para los próximos tres años, tiempo durante el cual se invertirán los recursos aprobados, que ascienden a 87 mil millones de pesos

Los recursos solicitados para este año, que superan los 14 mil millones de pesos, se destinarán a la adquisición del suelo en el que se hará el reasentamiento y se construirán las vías prioritarias, a la puesta en marcha de procesos productivos y a la reforestación de las zonas protegidas del municipio, con mano de obra local.

Los demás se utilizarán en la construcción de obras de urbanismo y servicios públicos, construcción de equipamientos dotacionales y la construcción de las viviendas.

“Queremos que este sea un proyecto de impacto regional, con una visión sostenible, incluyente y eficiente, con el que se restablezcan las condiciones sociales, económicas, urbanas, jurídicas y ambientales del municipio”, indicó la titular de la Cartera.

La reconstrucción de Gramalote comenzará con la adquisición de 100 hectáreas de suelo para el casco urbano y la construcción de 35 kilómetros de vías. El proyecto generará 2.000 empleos y requerirá de la compra de insumos de la industria nacional y local.