Cartagena. Un llamado para que se agilicen las obras del macroproyecto de vivienda Ciudad Bicentenario, con el objetivo de poder entregar 1.800 o 2 mil viviendas prioritarias en el mediano plazo, hizo la ministra de Vivienda, Beatriz Urbe Botero.

La declaración la hizo la titular de la cartera al término de su visita a Cartagena, donde recorrió el barrio San Francisco, zona afectada por una falla geológica.

“Convoco a las cajas de compensación familiar, a todos los constructores de la ciudad y, por supuesto, a nuestro gran macroproyecto Ciudad Bicentenario para que aceleren la construcción de viviendas y contraten más empresas, de manera que podamos reubicar lo antes posible a las familias afectadas de San Francisco”, indicó la titular de la Cartera.

Dijo que “este será un proceso largo, pero acá de nuevo tenemos un gran reto, y una gran responsabilidad que el Gobierno Nacional lo asume con toda seriedad”.

Las familias pobres que resultaron damnificadas como consecuencia de la falla geológica en San Francisco serán reasentadas en zonas seguras y en viviendas prioritarias.

“Acabamos de hacer un inventario de todas las viviendas prioritarias que están en proceso de construcción o que pueden iniciar la construcción. Nosotros lo que haremos será cofinanciar, parte o la totalidad de los recursos”, agregó la Ministra.

En horas de la mañana la ministra Beatriz Uribe Botero recorrió la zona afectada y aseguró que el Gobierno Nacional reubicará, de la mano de la alcaldía municipal, 2 mil 195 familias damnificadas por la falla geológica, de las cuales 1.645 son familias pobres que el Gobierno Nacional se comprometió a reasentar en los distintos proyectos de vivienda que se desarrollan en la ciudad.

Uribe Botero manifestó que el balance que se tiene es de 2.360 familias afectadas y que «el Gobierno Nacional también se compromete a continuar otorgando, de la mano de la alcaldía, los respectivos subsidios de arrendamiento para las familias que ya han evacuado sus viviendas».

Se estima que solamente la restauración de los hogares en materia de vivienda, sin incluir otras inversiones, cuesta aproximadamente 100 mil millones de pesos, que se financiarían entre el Gobierno Nacional y la Alcaldía Municipal. «Esperamos el apoyo de la Gobernación del departamento», manifestó la alta funcionaria.