Durante los próximos diez días se realizará la práctica de avalúos de referencia en los suelos en los que se reasentará el nuevo municipio de Gramalote, para evitar especulación en el momento de la compra de los mismos.

Así lo establece la resolución 0018 del 25 de octubre de 2011, que firmó la ministra de Vivienda, Ciudad y Territorio, Beatriz Uribe Botero, con la que se anuncia el Proyecto Integral de Desarrollo Urbano (PIDU) de Gramalote. La medida anunciada tiene un área de 600 hectáreas, en las que además de zonas para infraestructura de servicios públicos  y protección ambiental, se localizará el nuevo casco urbano, que será de aproximadamente 100 hectáreas, triplicando así el área del antiguo casco urbano del municipio.

Los PIDU, que nacieron para atender únicamente las emergencias que en materia de vivienda ocasionó el Fenómeno de la Niña 2010 – 2011, garantizan la habilitación de suelo urbanizable para poder ejecutar proyectos de construcción de vivienda  y reubicación en el país y buscan evitar especulación con los precios de la tierra.

La resolución se da en respuesta a cinco meses de estudio de prefactibilidad técnica, jurídica, ambiental y administrativa y con fundamento en la aprobación recibida por la Comisión Intersectorial el pasado 25 de septiembre, al sector seleccionado en la vereda Valderrama, sector Pomarroso, al costado oriental del antiguo casco urbano del municipio de Gramalote.

“Estamos definiendo líneas claras para solucionar los problemas de vivienda que tienen cientos de damnificados, garantizándoles su reubicación en un sitio seguro. Este es el primer PIDU que anunciamos en el país, el cual nos permite avanzar con paso firme en el proceso de reasentamiento de Gramalote”, dijo la titular de la Cartera.

Realizado en anuncio del PIDU de Gramalote, continúa la etapa de formulación, a cargo del Fondo Nacional de Adaptación, con los recursos asignados a dicha entidad para la etapa de rehabilitación de la crisis generada por el Fenómeno de la Niña 2010-2011.